PRIMERA EDICIÓN DEL CONCURSO INTERNACIONAL DE MICROFICCIÓN “GARZÓN CÉSPEDES”

La Catedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica ha convocado un concurso de microficción que incluye tanto cuentos como poesías y obras teatrales.
Aquí copio las bases y os animo a participar, aunque sé que es tirar piedras contra mis propios cuentos:

PRIMERA EDICIÓN DEL CONCURSO INTERNACIONAL DE
MICROFICCIÓN “GARZÓN CÉSPEDES”: DEL CUENTO, LA POESÍA Y EL MONÓLOGO TEATRAL HIPERBREVES

La Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica (CIINOE), con el respaldo de Comunicación, Oralidad y Artes (COMOARTES), S. L. U., convoca la Primera Edición del Concurso Internacional de Microficción “Garzón Céspedes”: Del Cuento, la Poesía y el Monólogo Teatral Hiperbreves, en homenaje a los 60 años de vida y a los 45 en la escena y la literatura en 2007 del escritor y hombre de la escena cubano español Francisco Garzón Céspedes, y en reconocimiento a su trabajo creador con la
literatura hiperbreve desde mediados de la década de los años sesenta.

Este CONCURSO se regirá por las siguientes BASES:

PRIMERA.- Este Concurso, con un Premio de Microficción Literaria, otorgado a un texto de cualquiera de los géneros incluidos, y tres Premios por Género, se convoca para personas de cualquier nacionalidad y residencia con textos en lengua castellana.

SEGUNDA.- Los textos, de temática libre, deberán ser originales e inéditos, y no estar sujetos a compromisos editoriales ni concursando en otros certámenes.

TERCERA.- Cada autor podrá presentar entre uno y diez textos originales por cada género siempre que remita cada original por separado. Los originales no serán devueltos ni se enviará acuse de
recibo.

CUARTA.- Los textos deberán estar escritos con ordenador o máquina, con las siguientes extensiones máximas y condiciones:

· Para el Premio de Cuento Hiperbreve un máximo de 100 palabras, en estilo indirecto –tercera persona verbal; aunque se admitirá, dentro del estilo indir ecto, la primera persona verbal del estilo
directo.

· Para el Premio de Poesía Hiperbreve un máximo de 15 palabras, en cualquier persona verbal, tipo de verso y división.

· Para el Premio de Monólogo Teatral Hiperbreve un máximo de 350 palabras, en primera persona verbal –se admitirán también soliloquios.

Las palabras (o palabra) del título no deben ser contabilizadas al
corroborar que el texto no exceda la cantidad máxima de palabras fijada para concursar en cada género.


QUINTA.- Se concederá el Premio de Microficción Literaria para un
texto de cualquiera de los géneros convocados, consistente en obra gráfica digital de edición única y 300,00 (trescientos) euros.

Y se concederá un Premio de Cuento Hiperbreve, uno de Poesía Hiperbreve y uno de Monólogo Teatral Hiperbreve, cada uno consistente en obra gráfica digital de edición única.

La obra gráfica además incluirá el nombre del galardonado y estará firmada por su autor: F. Garzón Céspedes.

SEXTA.- El Jurado podrá declarar desiertos hasta dos de los Premios, pero no los cuatro, ni podrá otorgarlos compartidos.

SÉPTIMA.- El plazo de admisión de los textos vence el 19 de Julio de 2007; de la fecha del envío dará fe el matasellos del correo o el día y mes consignados en el propio mensaje electrónico.

OCTAVA.- Los textos que se envíen por correo postal deberán presentarse en original y dos copias, identificados con lema o seudónimo, y acompañados de sobre cerrado con el lema o seudónimo por fuera y dentro una hoja con los datos del autor firmados por éste (nombre y apellidos, país, dirección particular, teléfono, correo electrónico cuando exista, y una breve nota biográfica).

NOVENA.- Los textos que se envíen por correo deberán dirigirse, no certificados, a:

José Víctor Martínez Gil

Para Concurso “Garzón Céspedes”

Apartado de Correos 10210

28080 Madrid, España

DÉCIMA.- Los textos que se envíen por correo electrónico se dirigirán a: ciinoe@hotmail.com, indicando en el Asunto: Para Concurso “Garzón Céspedes” y adjuntando dos archivos Word: uno que contenga el texto identificado con lema o seudónimo, y otro que contenga los datos del autor (nombre y apellidos, país, dirección particular, teléfono, correo electrónico cuando exista, y una breve nota biográfica). Cualquier información o duda será atendida por COMOARTES, S. L. U. en el teléfono de Madrid: 91 509 96 73.

UNDÉCIMA.- El Jurado estará presidido, con voz pero sin voto, por Francisco Garzón Céspedes, e integrado por un número impar de destacados escritores, artistas u otros profesionales de unos u otros países. Su composición será dada a conocer junto con los resultados, válidos tanto por mayoría como por unanimidad, que deberán ser fallados a más tardar el 31 de Octubre de 2007.

DUODÉCIMA.- Los Premios, Menciones y Finalistas del Concurso al participar aceptan, si su texto o textos son elegidos por el Jurado, o, finalizada la labor de éste, si su texto o textos son elegidos por sus méritos, por las instituciones convocantes (CIINOE/COMOARTES), para ser difundidos, ceder sus derechos de autor, de modo no exclusivo, para una posible edición o ediciones en cualquier fecha a partir del fallo, y para cualesquiera otras formas de difusión de su texto o textos realizadas, igualmente en cualquier fecha, por el Concurso o sus convocantes.

El hecho de participar en este Concurso, basado en los principios de la colaboración y el intercambio cultural, supone la aceptación íntegra de estas Bases, sin posibilidad de recurso al respecto de las mismas.

Los esguinces de la vida

Homo sum, nihil humanum a me alienum puto… y ayer, jugando al fútbol, me hice un puto esguince (con perdón por lo de esguince).
Fui a pasarme las dos horas reglamentarias en el Marañón (sé que no me puedo quejar, fueron sólo dos horas) y cuando estaba en la sala de espera un enfermero/médico/celador, pues no sé diferenciar muy bien los uniformes, me preguntó cómo me llamaba. “Yo te conozco, pero tú a mí no”, me dijo tras escuchar mi nombre: “luego te cuento” y desapareció por una sala.
El tiempo pasó y al cabo me llamaron para hacerme la placa, volví a la sala de espera y seguí esperando, que para eso está la sala e cuestión, sin volver a ver al desconocido que me conocía.
Por fin apareció con mi nombre en la boca el que resultó ser el médico: todavía no sé cómo fui capaz de confundirlo con un enfermero o un celador.
Antes de ir al problema de mi tobillo derecho, fuimos a lo importante: cómo me conocía y de qué. Le gustó el tono misterioso y empezó a darme datos del tipo “a ti te gusta contar cuentos, tú has trabajado en tal sitio”… Como yo no me quería quedar corto empecé también a hacer suposiciones: “tú eres traumatólogo, trabajas en el Marañón…” y ya, por fin, me aclaró el misterio: me había visto el viernes pasado, en La Flauta Mágica donde estuve escuchando cuentos al grupo El Aspersor, unos amigos que lo hacen realmente bien y que me habían invitado a contar un cuento… y allí también estaba el bueno de mi traumatólogo, escuchando sus cuentos y el mío, porque resulta que estudió la carrera de medicina con el hermano de uno de los componentes de El Aspersor.
Pasamos un rato agradable, tanto en los cuentos como durante el vendaje de mi tobillo maltrecho y me fui a casa con una sonrisa ante los curiosos esguinces que da la vida. Quizá otro día cuente otra sorpresa que me deparó una noche de cuentos también en La Flauta Mágica, la noche en que me encontré a un hombre en las vías del Metro.

Descubierto

El otro día A. me dijo que su hermano, buscando algo del instituto, había encontrado una página mía en la que salían ellos pintando… Es decir, que había acabado en este blog. Y es que uno va tan tranquilo por la inmensidad de la red y al final resulta que Internet también es un pañuelo. De momento dice que no ha conseguido volver a encontrar la página, pero entre tanto ha descubierto unas fotos en las que salgo atravesando las cuevas del Reguerillo y poniendo caretos… Así no hay quien mantenga su dignidad y su seriedad en clase.
Menos mal que creo que no he desvelado nada que tuviese que permanecer en el anonimato y siempre he ocultado las identidades, no sólo poniendo las iniciales, sino también cambiándolas. Eso sí, a partir de ahora tendré que empezar a escribir con dedos de plomo.

Cuentos brevísimos

El fin de semana pasado hice un taller del cuento brevísimo (o micro-relato o mini-ficción o cuento hiperbreve o …) con Francisco Garzón.
El taller fue también breve, dos días, pero intenso, como los buenos microrrelatos. El ejercicio práctico consistía en escribir unos tres relatos entre 12 y 50 palabras.
Aquí van los seis que escribí, aunque uno de ellos no llega a las doce palabras:

LLAMADA INOPORTUNA
Conducía veloz y despreocupado hasta que en aquella curva la muerte llamó a su móvil.

SIN EQUIVOCACIÓN POSIBLE
La descubrí al pie de un árbol, abandonada y desvalida. Sin embargo desprendía un penetrante e irresistible perfume. Era muy hermosa. Quizá la más hermosa que había visto nunca. Tanta dicha tenía que compartirla. Las otras 999.999 estuvieron de acuerdo: ¡vaya mierda!

OLVIDO
Al salir de casa le invadió la angustiosa sensación de que se olvidaba algo. Llegó a la calle con aire ausente y sintió un extraño vacío. Sólo cuando entró en la oficina y no le saludó su amable secretaria, supo la terrible verdad: se había quedado olvidado en casa.

DESPERTAR
–Vaya, justo ahora que estaba en lo mejor –exclamó la bella muchacha cuando abrió los ojos y vio la cara bobalicona y voluptuosa del príncipe azul que acababa de destrozar todos sus sueños.

EGOCENTRISMO
Al pie del edificio, junto a la fuente, apareció un “te quiero” con letras de graffiti. Sin firma, ni destinatario. Los vecinos ventaneaban curiosos y sorprendidos, tal vez deseados. Pero cuando los funcionarios municipales borraron las letras, nadie entendió por qué Narciso, el chico tímido del sexto, se arrojó al vacío.

DESACOSTUMBRAMIENTO
Solí.