XVI FESTIVAL DEL CUENTO DE BUEN HUMOR

Este miércoles participo en el XVI Festival del Cuento de Buen Humor que se celebra en Madrid. Ya sé que aviso algo tarde (bueno, a algunos ya les he bombardado por las redes sociales), pero nunca es tarde, si la dicha es buena y espero que lo sea.

Aquí están todos los datos:

XVI FESTIVAL DEL CUENTO

DE BUEN HUMOR

SONRISAS

Y CARCAJADAS

 

TEATRO

ESCUELA UNIVERSITARIA

DE ESTUDIOS EMPRESARIALES

UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

ORGANIZA:

VICERRECTORADO DE ATENCIÓN

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA / UCM

UNA PRODUCCIÓN: CIINOE

Fundador:

FRANCISCO GARZÓN CÉSPEDES (Cuba/España)

 

Un Festival que involucra los ingenios creadores

de humoristas y narradores orales

de España / Cuba / México

Sólo para adultos y jóvenes desde los 16 años:

Entrada libre hasta llenar.

Miércoles 21 de Noviembre, 19:00 a 20:30 horas

Teatro de la Escuela Universitaria

de Estudios Empresariales / UCM

Avda. de Filipinas 3

Metro: Islas Filipinas

EMT Líneas 2, 44, 12 y Circular

DOS COMPAÑÍAS DE HUMORISTAS

EN UN FESTIVAL QUE TRIUNFA POR EL MUNDO:

LOS ARTISTAS CONTEMPORÁNEOS

DEL ARTE DE CONTAR

CON SU HUMOR

PARA CONVOCAR SONRISAS Y CARCAJADAS

DESTERRANDO LAS LÁGRIMAS

J. Víctor Martínez

María Luisa Villén / Asunción Martínez

María Luisa Aranda / Juan Reig

Mónica Rodríguez / Fátima Martínez

Eduardo Ares

Los humoristas y narradores de las Compañías

de la Imaginación y la Aventura de Reinventar

vienen de presentarse con gran resonancia en recintos como

la Sala “Manuel M. Ponce”

del Palacio de Bellas Artes de México,

el Teatro “Calderón de la Barca” de Valladolid,

el Teatro Vuotalo de Helsinki,

entre otros repletos de un público de adultos y jóvenes

creado por la oralidad escénica para el arte de contar

y para la intensa comunicación de su poderoso humor.

 

ENTRADA LIBRE:

RIGUROSAMENTE SOLO ADULTOS Y JÓVENES

 

Anuncios

Si eso ya mañana

Sí, lo sé. Por enésima vez lo he vuelto a dejar abandonado demasiado tiempo. Y no es porque no pasen cosas. Más bien pasan tantas que uno no sabe ni por dónde empezar (aquellas cervezas con profes para hablar de todo menos de alumnos, ese reencuentro para recordar tan buenos momentos de hace ya unos años, el equipo de mediación que se dedica a arreglar el mundo sin que nadie se dé cuenta, la historia de Juan, el descubrimiento de que “aquel” ha desaparecido del vocabulario juvenil…) y mañana saco un hueco o de esto tengo que escribir con calma y estas ya no son horas, mejor mañana después de comer, para darse cuenta de que mejor por la noche y así descubrir que la noche te pilla cansado y que si eso ya mañana. Y cuando menos te lo esperas te ha llegado la fecha del examen y te haces el firme propósito de que la próxima vez. Y entonces sí, te pones con ganas, incluso dos o tres días seguidos, hasta que descubres que de esto y de aquello tienes que escribir con calma, que mejor mañana después de comer… Lo peor es que todo esto no es solo con el blog, sino también.