Volver a empezar

Sí, los chicos del Corte Inglés lo han conseguido: cada vez que llega el uno de septiembre me empieza a merodear por la cabeza la musiquilla del anuncio: “volver a empezar… los nuevos amigos”. El problema es que no me sé más canción y es agotador que ese volver a empezar te martillee el cerebro como un disco rayado (porque antes los discos se rayaban y repetían y repetían y repet).

Me imagino que más de uno de mis alumnos estará ahora de los nervios, preguntándose cómo es posible que el verano haya sido tan corto y le haya cundido tan poco, preguntándose si volveré de humor o no y si me importará que hayan hecho los trabajos de verano o no, preguntándose si el examen será difícil o no… Y puedo responderle a la mitad de las preguntas: a la primera no, porque tampoco yo entiendo cómo es posible que el verano haya sido tan corto y me haya cundido tan poco (claro, que cualquiera le dice a nadie que dos meses de vacaciones se te han quedado cortos). Pero sí puedo responder a la segunda pregunta: vuelvo de humor. Y a la tercera: sí, me importa, y mucho, que hayan hecho los trabajos, es todo un buen síntoma de que se han tomado la cosa en serio y de que tratan de enmendar los errores cometidos durante el curso. Ahora, a la última pregunta, soy totalmente incapaz de responder, porque dejé el examen hecho a finales de junio y ya no me acuerdo ni de qué texto entraba. Si no, lo mismo ponía aquí alguna de las preguntas, por si a un alumno se le ocurre pasarse a estas horas por este blog olvidado: no estoy seguro, pero creo que algo de la generación del 27 caía.

En fin, volver a empezar, de eso se trata: con nuevas energías, nuevas ideas y nuevas entradas en el blog, que ya iba siendo hora.

PS: Por cierto, he descubierto de casualidad y con sorpresa que ya llevo más de 200 post en el blog y 788 comentarios y 95.720 visitas desde que instalé el contador allá por junio del 2006… y que durante estos días en los que yo no me he pasado por aquí, siempre ha habido al menos cinco o seis que sí lo han hecho esperando que actualizase: mil millones de gracias.