Feliz 2013

Tranquilidad, que no cunda el pánico. Esta vez no me he hecho el propósito de “nulla dies sine littera”, aunque sí el de no abandonar tanto esto.

Muy feliz año, aunque bien sé que el cambiar de día no nos va a cambiar de vida y que la lástima es que nos quedemos en tanto buen deseo y en tan poco hecho. Pero tampoco es cuestión de ponerse a hacer ahora reflexiones tan sesudas como tópicas. Y además, no es mal momento el comienzo de año para utilizarlo como excusa de buenos propósitos… De hecho, nunca es mal momento para un buen propósito.

Y hasta aquí, que nos dan las uvas (lo siento, tenía que e, scribirlo, no volveré a hacerlo… hasta el año que viene).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s