Si eso ya mañana

Sí, lo sé. Por enésima vez lo he vuelto a dejar abandonado demasiado tiempo. Y no es porque no pasen cosas. Más bien pasan tantas que uno no sabe ni por dónde empezar (aquellas cervezas con profes para hablar de todo menos de alumnos, ese reencuentro para recordar tan buenos momentos de hace ya unos años, el equipo de mediación que se dedica a arreglar el mundo sin que nadie se dé cuenta, la historia de Juan, el descubrimiento de que “aquel” ha desaparecido del vocabulario juvenil…) y mañana saco un hueco o de esto tengo que escribir con calma y estas ya no son horas, mejor mañana después de comer, para darse cuenta de que mejor por la noche y así descubrir que la noche te pilla cansado y que si eso ya mañana. Y cuando menos te lo esperas te ha llegado la fecha del examen y te haces el firme propósito de que la próxima vez. Y entonces sí, te pones con ganas, incluso dos o tres días seguidos, hasta que descubres que de esto y de aquello tienes que escribir con calma, que mejor mañana después de comer… Lo peor es que todo esto no es solo con el blog, sino también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s