Cortometrajes

Esta evaluación mis alumnos de tercero de ESO han tenido que rodar un cortometraje de diez minutos como máximo. La única premisa es que fuese “apto para todos los públicos”. Y mucho me temo que han pensado que lo único que tenían que evitar eran escenas de sexo.

Me ha sorprendido su creatividad y su ingenio, pero también me ha sorprendido la unánime violencia que me he ido encontrando: en uno llamas por teléfono a un número y se te cumple el deseo que pidas, eso sí, al poco mueres violentamente; en otro discuten dos amigas y una acaba matando a la otra de una pedrada; en el de más allá se suceden distintos asesinatos para conseguir el cuaderno sintáctico; en el otro, tras una sesión de espiritismo, empiezan a caer también como moscas… Todo ello aderezado con un lenguaje en ocasiones chabacano y, cuando menos, vulgar.

Creo que si pongo uno de esos cortos a un niño de seis o siete años lo dejaré traumatizado para el resto de sus días. De hecho, no estoy muy seguro de no haber acabado yo traumatizado. No ya por la violencia, que mucha he visto, por desgracia, sino porque consideran, con toda la tranquilidad del mundo, que la violencia no es tan mala. Es incluso normal y divertida… Y así, semanas como la pasada, y yo me entiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s