II Concurso de Buenas Prácticas

El viernes estuve en la entrega de premios del II Concurso de Buenas Prácticas organizado por la asociación “Mejora tu Escuela Pública” de la que creo que ya he hablado en alguna ocasión. El objetivo de MEP es mejorar la escuela pública mediante la implicación de todos los que formamos parte de ella: padres, profesores y alumnos. Una de las ideas que me resulta más sugerente es la de abandonar cierto victimismo en el que a veces podemos caer: hay cosas que no dependen de nosotros y que no podemos cambiar por mucho que queramos, como la promoción automática, por ejemplo, pero cada uno sí que puede aportar su terrón de azúcar (más jugoso que el grano de arena) en su labor diaria y de hecho el concurso consiste precisamente en eso, en presentar “buenas prácticas”, en premiar lo que se hace en el aula, tantas veces sin pensar que hay un concurso que te puede dar un premio por ello. La idea es dar a conocer lo que funciona bien aquí para que se pueda poner en práctica allí.

En la entrega de premios estaban el ministro de Educación y la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, entre otros. Sí, Lucía, a la que hace unos meses escribí una carta que todavía no debe de haber leído. En el cóctel posterior, J y yo nos acercamos a la consejera y J tuvo la delicadeza de presentármela. Le habíamos interrumpido una conversación con no sé quién y no llegamos mucho más allá del saludo. Sí nos dio tiempo a decirle que nos gustaría hacerle una entrevista para El País de los Estudiantes (un concurso organizado por El País para publicar digitalmente tu propio periódico). Nos aseguró que así no íbamos a ganar ningún premio, pero que por su parte no había problema y llamó a J (no a mi J, sino a su J, su jefe de prensa) para que concretásemos los detalles.

Así que con Lucía no tuvimos ocasión de hablar, pero sí con J, con el que estuvimos charlando cerca de media hora y le dijimos lo que opinábamos de cómo está la situación. Y la verdad es que me pareció un buen tipo, dispuesto a escuchar y a conocer de primera mano lo que ocurre en los institutos, así que nos intercambiamos los correos… A todos los que se lo cuento me dicen que me caiga del guindo, que qué me iba a decir el hombre, que en un acto así todo son buenas palabras, pero que luego son todos iguales. Sin embargo, ingenuo que es uno, estoy luchando por no dejarme llevar de los prejuicios, contra los que tantas veces he despotricado. De momento, antes que la entrevista, creo que le voy a mandar mi carta a Lucía y estoy casi seguro de que él, por lo menos, se la va a leer.

Un comentario en “II Concurso de Buenas Prácticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s