Exámenes corregidos

He tardado más de lo habitual en corregir el examen que hice el viernes de la semana pasada. Aquel en el que les había dejado utilizar la chuleta y les había puesto frases que ya habíamos corregido. Y he tardado porque soy un cobarde, porque prefería no saber, porque era mejor creer que se había producido el milagro… Pero al final los he corregido. Y es cierto que, de los catorce, hay dos o tres que no llegan al 2, pero también es cierto que ha aprobado más gente que nunca y que unos cinco han estado por encima del 7. Otros han aprobado un examen por primera vez en mucho tiempo o se han quedado a las puertas.

Pero no pienso dejar así el asunto. Cada día, después de explicar lo que toca, les pongo a hacer algunos deberes, mientras en una mesa aparte, me pongo con cada uno pare irle explicando sus fallos y sus errores con la esperanza de que en un examen parecido, hecho por sorpresa cualquier día, consigan mejorar su nota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s