Bienvenido, Dani

El primero o segundo día de clase se me acercó S a la mesa y me dijo:

-Profe, yo tengo que salir tres minutos después.

-¿Por qué? ¿Tienes “pasillofobia”?

-No, estoy embarazada.

E inmediatamente me hice cargo de que atravesar los pasillos del Instituto en hora punta no era lo mejor para una chica embarazada. S tiene quince años y muchas inquietudes. Entre ellas la de ser una buena madre. No sé mucho más de la historia porque ella no me la ha contado, ni yo se la he preguntado. Solo puedo imaginarme que el camino no ha sido fácil y que ha tenido que tomar muchas decisiones excesivas para sus quince años. Y que ha sido valiente. El pasado 5 de enero, apunto del 6, los Reyes le trajeron a Dani a quien conocí hace un par de semanas. Desde Navidades, S no ha vuelto al Instituto, pero yo espero que haga todo lo posible por no perder el curso y estuvimos hablando de que tiene que hablar a todas horas con su Dani y contarle un monton de cosas y que ella se tiene que hacer un horario y exigirse y… Y a todo me decía que sí, pero soy consciente de que no va a ser fácil.

También me preocupa Dani. Quizá no tenga una vida fácil, pero de lo que puede estar seguro es de que tiene una madre que se ha empeñado en tenerlo… y en quererlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s