Agradecido

Me encuentra JM por la tarde y me pregunta qué tal la corrección de los exámenes del fin de semana. Coincido con mi hermana y lo primero que me dice es que el corte de pelo me hace más joven. Saludo a J, con quien hace tiempo que no hablo, me pone al día de lo que hace y me exime de contar mi parte porque ya está aquí al tanto. Me cruzo con E camino al edificio de Bachillerato y le da tiempo a comentar la última entrada. Me tropiezo con L, que me cuenta cosas de su vida universitaria, y me recuerda que me lee. Llego a clase y C y M me aseguran que ya han leído la entrada sobre su “despalabrotización”, incluso M me dice que se la ha enseñado a su madre… Y uno escribe aquí con un poco más de inquietud porque teme que se vaya a quedar sin nada que contar en una conversación de tú a tú… Y con un poco más de alegría, porque escribir aquí es hablar con tanta gente con la que te gustaría charlar más a menudo y con tanta otra a la que solo conoces de nombre o a la que ni siquiera conoces. Y te sientes, sobre todo, agradecido, porque hay mucha más gente de la que piensas a la que no le importa perder parte de su tiempo en leer estas entradas. A veces tan sosas, como esta misma, que no se parece en nada a lo que pensaba escribir cuando encendí el ordenador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s