Lo que hay detrás

Creo que ayer escribí con la tecla caliente, que me salió una entrada lóbrega y derrotista… y que no es la primera de ese estilo de los últimos días.

El desánimo y el desaliento son una tentación constante para el profesor: “es que no saben nada”, “cada día trabajan menos”, “no tienen ningún interés”, “no puedo dar más facilidades”, “les da todo igual”… Y te olvidas de que C te trae los deberes todos los días, y de que a M los reyes le han regalado el Poema del Mio Cid, y de que te olvidaste el libro en clase y te lo devuelven al día siguiente sin haber hecho una hoguera con él,… Y de pronto llega X, al que llevas viendo un tiempo tristón y esquivo, y te cuenta una historia escalofriante que es solo la punta del iceberg, porque los problemas siempre acuden en manada. Y te preguntas cómo es posible que siga viniendo a clase todos los días como si no pasase nada. Y te preguntas si lo que le pasa a X no le pasará también a Y y a Z. Y te das cuenta de que es imposible aprender a analizar sintácticamente cuando tienes destrozada la gramática del corazón.

Anuncios

Un comentario en “Lo que hay detrás

  1. Sí, yo también he oído que SSMM los RRMM sufren la crisis y ahora “echan” los libros de lectura obligatoria del insti, que antes compraban los padres de los chavales en noviembre.
    Ah, la gramática del corazón.
    eNacho

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s