La vigésimo cuarta

Entre unas cosas y otras al final uno se olvida de lo importante y a la velocidad a la que va creciendo la familia, si me descuido se me juntan la vigésimo cuarta sobrina con el vigésimo quinto.

Marta nació hace ya casi un mes, el 30 de agosto, si no me equivoco, y el sábado tuvimos el bautizo. Intentamos, sin éxito, foto de grupo. Los mayores se van acostumbrando a que cuando hay reunión familiar nos ponemos a actualizar la foto de familia y no tienen ningún inconveniente para posar y para sujetar a los más pequeños, pero siempre hay alguno de los que ya anda por su propio pie que se atraviesa y dice que no y que no.

Tampoco es fácil conseguir el ángulo en el que se les vean a todos las caras y al final resulta que la foto más divertida no es la de los peques, sino la de sus padres, tíos y demás parientes haciendo de paparazzi, pero esa no la tengo. Lo que sí que conseguí es ponerme como uno más y salir rodeado de casi todos. Premio para que adivine quién falta y enhorabuena a los padres de Marta, de Marta la de R y G, que no hay que confundir con la Marta de G y S que nació unos meses antes. Y es que parece que se nos empiezan a acabar los nombres y hay que repetir y, si no, que se lo digan a Guille, que es el sexto y será el vigésimo quinto (eso sí, de momento los nombres se repiten en familias diferentes).

Anuncios

3 comentarios en “La vigésimo cuarta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s