Dos horas

El horario de un funcionario público es de 37,5 horas semanales. El horario de un profesor de un instituto público de Madrid es por tanto de 37,5 horas semanales. Y este curso seguirá teniendo las mismas horas.

En las instrucciones que regulan la organización y funcionamiento de los centros (orden de 24 de junio de 1994 del Ministerio de Educación) se especifica que los profesores deben permanecer en el instituto 30 horas semanales, el resto se dedicarán a preparación de actividades docentes, perfeccionamiento profesional o cualquier otra actividad pedagógica complementaria. Yo he de reconocer que lo de las 37,5 horas semanales no lo tengo muy en cuenta: “esta semana he llegado a mis 37,5 horas, aquí lo dejo, la semana que viene ya veremos”. Me imagino que habrá semanas en las que no llegue, pero me temo que son muchas más en las que me paso.

De las 30 horas de permanencia en el instituto, los profesores “impartirán como mínimo 18 periodos lectivos semanales, pudiendo llegar excepcionalmente a 21 horas cuando la distribución horaria del departamento lo exija y siempre dentro del mismo”. Hasta ahora la norma habitual es que cada profesor tuviese 18 períodos lectivos, aunque ya los había con 19 e incluso he conocido casos de con 21. Según las instrucciones de inicio de curso de la Comunidad de Madrid, todos los profesores tendremos que dar 20 horas lectivas. Es decir, se nos aumentan en dos las horas lectivas a la semana. ¿Es eso tan grave? ¿Es para que nos pongamos así?

Pues sinceramente creo que no, que las dos horas lectivas más son asumibles, aunque supongan que uno tenga una materia más que dar y unos treinta alumnos más que sumar a los que ya se tenían, con sus correspondientes clases, problemáticas, exámenes, juntas de evaluación, reuniones, etc. Las propias instrucciones de funcionamiento de los centros indican que por cada hora lectiva que pase de las 18 se compensará con dos horas complementarias.

Pero el problema no es, como se quiere hacer creer, que “trabajemos” dos horas más a la semana. El problema es que con esta medida habrá este curso cerca de 3000 profesores menos. Y es difícil de explicar que la calidad de la enseñanza no se vea afectada si resulta que para hacer el mismo trabajo tengo muchos menos trabajadores, si no puedo hacer desdobles, grupos flexibles, grupos de compensatoria, aulas de enlace… Según he oído, Esperanza Aguirre asegura que “por dar 20 horas no va a haber una merma en la calidad de la enseñanza todo lo contrario”. No acabo de entender el razonamiento: si un profesor en lugar de dar 18 horas da 20 las va a dar mejor. Creo que a la Comunidad le está pasando lo que le pasó a aquel tipo que tenía un burro y como gastaba mucho en su alimentación decidió dejar de darle de comer un día a la semana. El burro siguió trabajando como si no hubiera pasado nada y el hombre dejó de darle de comer dos días y el burro seguía funcionando… Así siguió hasta que el burro ya solo comía un día a la semana, pero resulta que el buen burro se murió y el hombre exclamó desolado: “lástima, se me muere justo ahora que empezaba a acostumbrarse a no comer”…

Puedo llegar a entender que estamos atravesando una crisis económica delicadísima, que las arcas de la Comunidad han menguado hasta límites insostenibles, que hay que recortar por algún lado… Pero lo que ya no entiendo tanto es que una medida como esta no se consensúe con los profesores, sino que aparezca, como si tal cosa, en unas instrucciones de principio de curso a comienzos del verano. Parece ser que el problema son 80 millones (que es lo que dicen que se ahorran). Entiendo que si uno no es Ronaldo, 80 millones es una cantidad mareante, pero si el presupuesto total de la Comunidad son 16.724 millones de euros, estoy convencido de que hay otros sitios menos dolorosos de donde recortar. Es más, estoy convencido de que si decides que los profesores den esas dichosas dos horas, pero mantienes a los profesores que vas a dejar de contratar y reduces el número de horas que los profesores dedican a hacer guardias y similares, no habría amenaza de huelga ninguna.

En fin, que el problema no son dos horas más, sino 3000 profesores menos.

3 comentarios en “Dos horas

  1. Buenas noches Eduardo: hace tiempo que te leo. Hoy por fin , anonadada de que no hubiera ningún comentario , me he decidido hacerlo.
    Solo puedo decirte que hay días que no me apetece nada escribir, porque tengo la cabeza tan vacía como el alma, y el corazón tan en¿? como la vida. Y soy rehén del sueño, pero gracias a tus escritos hasta me apetece pasar la noche en vela…
    Este post de hoy es uno más de los que yo si tuviera “posibles” colocaria como portada en todos los periódicos españoles.
    Gracias por quitarme el sueño .
    Buen comienzo de curso ¡¡¡¡

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s