Noche en Cuatro Vientos (y II)

Preguntando de un sector a otro, en un idioma y otro, acabamos llegando al sector H3 y encontramos a unos amigos de K, así pues nos hicimos una foto para la posteridad y para el Tuenti y nos despedimos.

Mientras regresaba a la valla descubrí que uno de los problemas que había allí, en Mordor, era que muchos peregrinos que tenían inscripción y que por tanto tenían derecho a estar en la zona de acreditados, no habían podido ir a su sitio y les habían enviado a las profundidades. La situación era, cuando menos, triste: pagas una inscripción, tienes derecho a entrar en una zona para un acto que comienza a las ocho de la tarde, llegas a las cuatro y te obligan a ir a un sitio muy alejado de tu destino inicial y sin posibilidad de conseguir la comida a la que también tenías derecho con la inscripción. No sé, yo creo que habría puesto el grito en el cielo y habría organizado una protesta en condiciones (y seguro que algo de eso hubo), pero el ambiente que descubrí no era de crispación, sino de aceptación de las circunstancias.
Cuando volví a la valla que custodiaba mi policía me dejó pasar sin ningún problema y me quedé hablando con él y explicando a los pobres peregrinos que se acercaban a la valla que en la zona que les correspondía no cabía más gente… En una ocasión se acercaron unas chicas de Málaga con su acreditación, para saber si al día siguiente podrían pasar al otro lado. El día anterior habían acabado a las 6:30 de la mañana porque eran de una de las cofradías que habían llevado los pasos para el Via Crucis y habían acabado la procesión a esa hora y por eso habían llegado a Cuatro Vientos más tarde. Les volví a explicar lo que a todos, pero me hicieron caer en la cuenta de que, al recoger las tiendas de campaña y los sacos de dormir, habría más espacio y, por tanto, cabría más gente. Lo decían aceptando de antemano su posible destino, más que nada como posibilidad.
El argumento era lógico y contundente, así que se lo comenté a M, el policía, que estaba hablando a través de la vaya con otros tres peregrinos acreditados también encerrados en Mordor y con los mismos deseos de pasar al otro lado. A M le pareció también un argumento lógico, pero las órdenes son las órdenes y él tenía orden de que nadie atravesase la valla. Por lo menos conseguí que me dijese quién era su inmediato superior, que estaba un par de furgones más allá, para tratar de dar con la persona que tenía que dar la orden de que se dejase pasar a los peregrinos con acreditación. El subinspector o sargento o lo que fuese, que tampoco me quedó muy claro, estaba aprovechando para reponer algo de fuerzas comiendo algo en el furgón. Le planteé el problema y me reconoció estar completamente de acuerdo, pero que las órdenes son las órdenes… De todos modos, también me reconoció que él había dejado pasar ya a bastantes inscritos al otro lado, así que le sugerí que a lo mejor yo podría ir acercando a unos pocos a su zona para que allí les abriesen la valla. Por supuesto no me dijo que sí… pero tampoco me dijo que no. Volví donde estaba M hablando con los tres peregrinos de antes (L, P y P): a esas alturas el grado de amistad y confianza era grande, aunque unos estuviesen a un lado y otro a otro impidiéndoles el paso. Les dije a los tres peregrinos que me siguieran y de repente apareció otro más, inglés, con la misma problemática que todos los anteriores. No le expliqué mucho, pero le dije también que me siguiera. Llegamos hasta el furgón del subinspector… pero el subinspector ya no estaba por allí. Hablé con el policía que custodiaba aquella parte de la valla y le conté mi conversación con el subinspector. Lo primero que me dijo, una vez más, es que no se podía pasar, que las órdenes son las órdenes… El peregrino inglés casi nos la lía porque él iba a desplazar la valla y salir tan contento como si fuese la cosa más normal del mundo ante la sorpresa y la indignación del policía. Le dije a nuestro inglés que esperase un momento (“wait for a moment” es de las mejores cosas que sé decir en inglés) y continué negociando con el policía que de pronto cambió de opinión y me preguntó quiénes eran los peregrinos que tenían que pasar a nuestro lado… Ante mi sorpresa y la suya, L, P, P y el inglés cruzaron la valla. El inglés desapareció y no volví a saber más de él, pero con los otros tres me quedé hablando un buen rato y después aprovechamos para volver a donde estaba M, nuestro policía, y hacernos una foto con él (que no incluyo aquí por aquello de que es un policía y esas cosas).

Nos despedimos de M y ya en la zona de acreditados nos acercamos a rezar un poco a una de las capillas del Santísimo atravesando un mar de sacos de dormir. Allí en la capilla, a las 4.30 de la madrugada había todavía un montón de gente rezando y algunos aprovechaban también para confesarse con un par de curas que estaban haciendo horas extras… A las 5.00 me despedí de mis peregrinos porque tenía que acudir a mi zona con invitación especial y quedamos en que teníamos que quedar y celebrar todo aquello… y hoy mismo he recibido un correo de P diciéndome que tenemos que quedar para tomar algo y reírnos de nuestra Misión Nocturna.

Anuncios

2 comentarios en “Noche en Cuatro Vientos (y II)

  1. Odiseo que va y viene por el Mare Nostrum, Frodo elude orcos y rescata hobbits perdidos en Mordor… Apúntate varias. Lo único que da miedo es la cara que tienes a esas horas, sobre todo en la primera foto, quiero creer que por culpa del flash. No se ve muy bien si eres de los buenos o los malos. Un abrazo.

    P.D. Ya he fallado dos respuestas a la preguntita de abajo: 2 +2 y el libro de San Jordi. En fin, yo me tenía por un tipo culto. Voy a intentarlo otra vez.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s