¿Por qué lo haces?

De vez en cuando me llegan correos de opositores que han utilizado el material que tengo colgado en la red y quieren agradecérmelo. Y yo les agradezco de veras sus correos. Esta semana me llegó el siguiente mensaje de J con el asunto: “Bandolero agradecido”:

Hola Eduardo,

soy J. Disculpa si te molesto.

Soy uno que ha saqueado tu blog de oposiciones y mientras descargaba los archivos me sentía como un sarraceno, un pirata, un expoliador.
Para remendar mi culpa he pensado en escribirte un correo de agradecimiento. Así que he usado la magia de Google para encontrarte.

Sin embargo, ahora pienso que nunca podré agradecer tu gesto ¿altruista? Palabra hueca ya.

En fin, que lo mismo un par de cervezas siempre valen. Si voy por Madrid o te dejas caer por Barcelona…

Un abrazo.

Oye, si me permites la pregunta, ¿por qué lo haces?

Y ante su pregunta me he quedado un tanto pensativo, porque creo que yo mismo no me la planteé cuando decidí colgar los materiales. Y la primera respuesta que me sale es un tanto gallega: “¿Y por qué no?”. Y la segunda, madrileña: “Porque me da la gana”.

Pero me imagino que también hay otras razones más profundas: que, como digo en mi perfil, creo que el ser humano tiene una necesidad innata de comunicarse y de contar y compartir con los demás; que la vida, como decía Mauro, es una cadena; que un día en una aldea perdida de Portugal Amándio me enseño lo que es solidaridad; que es la manera de dar las gracias a tantos que me han enseñado tanto sin esperar nada a cambio; que no cuesta tanto convertir el mundo en un lugar un poco más agradable; que es una forma de agradecer todo el material que a su vez yo me he encontrado por la red… De hecho, J no tiene que sentirse tan pirata, sino tener su conciencia mucho más tranquila, porque quien roba a un ladrón…

Y quizá la razón última también pueda ser que es una forma de asegurarme un buen par de cervezas, que me pienso cobrar, ya sea en Madrid o en Barcelona.

3 comentarios en “¿Por qué lo haces?

  1. No es la primera vez que hace un gran favor a cambio de cervezas o de una invitación a comer… una gran persona, un gran amigo y un gran ejemplo, no hay que darle más vueltas.
    Saludos

    Sólo me queda decir que no está solo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s