Hace 40 años…

Un día como hoy hace 40 años, es decir, el 5 de noviembre de 1969, comenzó una de esas historias de amor tejida de tan pequeñas cosas que pasa desapercibida a todos cuantos no tienen parte en ella. En realidad la historia no comenzó ese 5 de noviembre, sino bastante antes, pero fue el 5 de noviembre el de los “sí, quiero” y “hasta que la muerte nos separe”. Y desde entonces, han ocurrido tantas cosas que da cierto vértigo mirar atrás. Y yo no sé qué se imaginarían aquel chico de Vallecas y aquella muchacha del barrio de Salamanca que iba a ser su matrimonio, pero de lo que estoy seguro es de que la realidad ha sido bastante distinta de todo lo imaginado, que las perdices no las han regalado, sino que ha habido que cazarlas una a una, que de haber sabido las dificultades que acechaban en el camino, lo mismo no se habían animado a lanzarse tan a la aventura.

Pero qué alegría, imagino también, levantarse hoy y seguir diciendo “sí, quiero” y “hasta que la muerte nos separe” y echar la vista atrás, a estos cuarenta añitos de nada y hacer un repaso interminable y acabar con una sonrisa o una carcajada, porque la vida es como una partida de mus y a veces uno tiene que saber jugar con las cartas malas y marcarse algún que otro farol para burlarse del tedio y la rutina, porque hasta el rabo todo es toro y no compensa nadar, nadar y morir en la orilla. Y como jugador de chica, perdedor de mus, han jugado a la grande, y a la grande el amor siempre es fecundo… y divertido, que no hay más que recordar las risas que nos echamos en el puente de octubre cuando nos fuimos todos (los dos padres, los ocho hijos, los dos yernos, las cinco nueras y los 19 nietos) a unas casas rurales en un pueblo perdido para celebrar estos cuarenta y la jubilación y el estar juntos. Y tanto y tanto, que tampoco tiene mucho sentido venir aquí, al blog, a airearlo a los cuatro mares de la red cuando es tan difícil decir algo que sea acertado, cuando es mucho más lo que se queda sin decir y lo que se calla, porque ya se sabe y qué falta hace, a ver, si tú y yo y todos nosotros lo sabemos y quien no lo sepa es imposible que se haga la menor idea con dos párrafos apresurados y algo tiernos y una foto que batió todos los records de foto de familia numerosa al natural. Así que muchísimas felicidades… y muchísimas gracias.

Anuncios

8 comentarios en “Hace 40 años…

  1. ¡Enhorabuena! Es una foto increíble.
    Por cierto, lo del “chico de Vallecas” y la “niña del barrio de Salamanca” lo escribiste literal hace un año en este blog. Usas fórmulas recurrentes, y a mí me haces vivir dejà-vu’s que me dejan atarantado un buen rato.

    Me gusta

  2. Muchas gracias Eduardo, ya sabes que soy fiel seguidora de tu blog, y en esta ocasión (como en tantas otras) has hecho que me emocionase. ¿Ha habido dificultades y contratiempos en estos 40 años? ¡Qué sabia es la naturaleza! consigue el olvido total de las dificultades y te hace estar en un recuerdo permanente de los buenos ratos y la felicidad conseguida, y cada vez que miro a mi alrededor y contemplo lo conseguido no puedo por menos que dar Gracias a Dios y si con antelación hubiera podido ver TODO, te aseguro que no hubiera dudado ni un momento en embarcarme en esta nave que me llevaría a PUERTO SEGURO. Verdaderamente no sabía yo que el premio a tener 8 hijos iba a ser tan grande. Un beso de mamá

    Me gusta

  3. ¡Qué maravilla!

    Cuanto amor, cuanta alegría y cuanto esfuerzo reflejas.

    Es una pena que poco a poco vayamos perdiendo esta fórmula magistral que tienen nuestros padres para llegar a donde han llegado, contando con la mitad de la mitad de lo que nosostros tenemos.

    Muchísimas felicidades

    Me gusta

  4. Alfonso, muchas gracias… y gracias también por actualizar con más frecuencia tu blog.
    Lucky, la verdad es que sí: lindo como la vida misma.
    eNacho, cuánta razón tienes y eso que, antes de escribir, procuro no leer lo que escribí en una ocasión semejante un año anterior para no repetirme demasiado… Por eso me repito tanto. Me encanta lo de “atarantado”, me la quedo.
    Mamá, muchísimas gracias por el comentario… que también me ha emocionado.
    Begoña, llevas mucha razón… pero creo que no toda: en nuestras manos está seguir construyendo historias maravillosas.
    rdg, me sorprende tu comentario, por doble y por indescifrable (no tengo ni idea de quién es “ana dacil toña”), pero que Dios te conserve el oído, porque lo que es la vista… Y no acabo de comprender qué es lo que te parece mentira en esta foto, si que seamos tantos o que estemos tan contentos. Ésta es tal cual, en la que entró el Photoshop está sentado el niño que cruza la foto y tapa a los del fondo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s