Nombres

La mayoría de los institutos y colegios ya han empezado las clases, pero nosotros seguimos avanzando poco a poco. Por distintos motivos están terminando ahora de pintar algunas clases y hacer arreglos, así que en el claustro de esta mañana nos han informado de que el comienzo de clases pasaba del viernes al lunes… Aunque a última hora nos han dado la alegría de que, por ley, las clases de 1º de ESO empiezan el viernes.

Lo que sí ha empezado ya ha sido la presentación de alumnos: hoy le ha tocado el turno a 2º y 4º de la ESO y mañana entran en escena 1º y 3º. Mañana por tanto por fin actúo como tutor de 1ºH (sí, 1ºH, sé que soy un hombre afortunado y me ha vuelto a tocar como tutoría el mejor curso del Instituto… y, si no, tiempo al tiempo).

En el primer día, evidentemente, no se decide el curso, pero sí que se deciden muchas cosas porque los alumnos nada más verte se llenarán de prejuicios (prejuicio: acción o efecto de prejuzgar; prejuzgar: juzgar de las cosas antes del tiempo oportuno, o sin tener de ellas cabal conocimiento). En dos milésimas de segundo ya habrán decidido si les caes bien o mal, si eres majo u ogro, si han tenido más o menos suerte que los demás, si te van o no a torear, etc. Y siempre trato de desconcertarles un tanto para que no se fíen demasiado de los prejuicios: mientras voy pasando lista para que suban a la clase y se coloquen en su sitio les voy observando detenidamente, con cierta mirada terrible e inquisidora (de inquirir: indagar, averiguar o examinar cuidadosamente algo), y aprovecho para construir mis inevitables prejuicios (me va a dar guerra, parece buena gente, tiene problemas con sus compañeros, no le cabe el miedo en el cuerpo, va de perdonavidas, vamos a conectar bien…) y, sobre todo, para asociar la imagen al nombre.

Como ya he contado aquí en otras ocasiones (de hecho el otro día me moría de risa yo solito al comprobar lo que se parecen las entradas que escribo a principio de curso), procuro aprenderme de memoria los nombres de los alumnos de mi tutoría. Ayer me dieron la lista de los 24 y por la noche ya me la sabía. Alguno pensará que tengo una memoria prodigiosa, pero la realidad es que no es tan difícil y, si no me crees, haz la prueba: en aprenderme dos nombres tardo diez segundos. En aprenderme otros tres, veinte. En ser capaz de repetir los cinco nombres seguidos tal vez llegue al minuto… El caso es que en media hora uno se ha aprendido la lista y luego ya es cuestión de practicarla mientras conduces en el coche o tratas de conciliar el sueño. Además son muy curiosos los recursos mnemotécnicos que acuden en tu ayuda: hombre, si éste se llama D. N., como aquel alumno tan majo que tuve hace tanto… Anda, qué curioso, y la siguiente se apellida P., como aquel profesor con el que coincidí tantos años y tan bien nos lo pasamos…

Es cierto que hay nombres más complicados, ya sea por insólitos o por frecuentes. Pero mañana, cuando haya conseguido sentarlos, les haya calentado la cabeza con la cantidad de posibilidades que tienen de empezar en el Instituto una vida sin pasado, les haya recordado las normas del alumno modelo, les haya repartido el horario y les haya tratado de convencer para que los buenos propósitos no se queden sólo en eso, de repente a alguien que vea en las nubes le llamaré por su nombre y con una sonrisa (quizá la primera del curso, aunque no suelo aguantar tanto) le diré que se ponga bien. Y al final de la presentación, como un mago, haciendo un poco o un mucho de teatro, apostaré a que soy capaz de decir sus nombres. Eso sí, me reservaré un comodín porque siempre hay algún lapsus.

Además este año todo es un poco más complicado: no sólo tengo que aprenderme el nombre de todos los alumnos, sino también el de todos los profesores… y somos unos 89 (cincuenta nuevos). Aunque la tarea de aprender nombres de profesores la facilita las frecuentes visitas a la cafetería y la sorpresa que nos tenían reservada hoy los profes antiguos a los nuevos: nos han invitado a un aperitivo al final de la mañana con cosas que cada uno había traído. A eso se le llama empezar el curso con buen tentempié.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s