Aterrizaje

¿Por qué será que al escribir la palabra “aterrizaje” se pone a berrear el adjetivo “forzoso” para que lo escribas a él también? Y sí, el mío ha sido un aterrizaje forzoso en el IES Anselmo Lorenzo. Probablemente, si por mi fuera, nunca habría sabido siquiera de su existencia. Pero la Comunidad de Madrid ha tenido a bien incorporarlo a mi vida como mi primer destino definitivo (es decir, como mi destino definitivo… de momento) y esta mañana he aparecido ya por allí como profesor oficial.

El otro día hablaba con Julio de que la incorporación de profesores se tendría que parecer más al mercado de fichajes de la NBA… y los dos somos incapaces de entender por qué esa manía de cambiar a alguien que está a gusto en su sitio, si además resulta que el sitio está a gusto con ese alguien. Sin embargo, una vez superado el trauma y cronómetro en mano (veinticinco minutos y nueve segundos en coche), esta mañana he ido a mi nuevo instituto… y me lo he pasado estupendamente. Hemos tenido reunión para elegir jefe de departamento, porque de los once somos nueve nuevos (aunque hoy sólo hemos conseguido aparecer seis) y después hemos procurado conocer a las fuerzas vivas del Instituto: Teresa, la de la cafetería, y Ángel y Mari, los conserjes. Nos hemos dado una vuelta por las instalaciones y cualquiera que nos veía con cara de despistados actuaba de improvisado guía turístico, poniéndonos al día tanto del sitio de cada cosa, como de la forma de funcionar: horarios, aulas de informática, jaula de estudio, vídeos, partes, llaves, guardias, etc. Y también hemos visto los saltos de alegría y las lágrimas de los que pasan de curso y de los que se quedan… Y ha sido inevitable pensar en quienes a esa hora estarían recogiendo las notas en Valdebernardo y estarían llorando o llorando, porque hay quienes lloran tanto si pasan como si no. Que se lo pregunten a M., que cuando se enteró ayer de que había conseguido pasar se puso a llorar como una Magdalena.

El lunes habrá que seguir con presentaciones: “Hola, yo soy Eduardo, de Lengua, ¿quieres ser mi amigo?”.

Anuncios

2 comentarios en “Aterrizaje

  1. Espero que todo te vaya bien en tu nuevo destino. Cierto que de algún modo los centros deberían tener opción de elegir profesores concretos y no puestos vacantes, pero también opinamos así porque esta vez hemos sido nosotros los perjudicados, bueno nosotros y los alumnos que se quedan sin poder disfrutar de los mejores profesores que hayan tenido nunca, pero es realmente complicado, y a mí no se me ocurre método mejor, la elección de centro, podría favorecerse el enchufismo si los centros deciden, tal vez si eligiesen los alumnos… pero tampoco, es dificil y así, sin café de por medio…, con lo que ya buscaremos un ratito para concretar nuestra propuesta. Por cierto, muy bueno eso de que las fuerzas vivas del instituto son los responsables de cafetería y los conserjes, cuánta razón….

    Me gusta

  2. Julio, tienes toda la razón (sobre todo en lo de que los alumnos se quedan sin poder disfrutar de los mejores profesores que hayan tenido nunca, además de los más divertidos).
    Y sí, ya sé que no es fácil solucionar lo de la adjudicación de centros, pero algo habrá que hacer… ¿tomarnos un café para discutirlo, por ejemplo?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s