Más despedidas

El viernes salió la resolución definitiva del concurso de traslados de profesores y resulta que el que me voy ahora soy yo.

Para el que no esté muy metido en el mundo del profesor de Instituto hago un pequeño inciso: tú apruebas tu oposición y consigues una plaza, pero tardan unos años en asignarte el destino definitivo. Mientras tanto, eres funcionario en expectativa de destino y cada curso tienes que rellenar una lista con unos doscientos centros para que te asignen alguno. Van asignando institutos a los funcionarios que más puntos tienen y esos puntos se consiguen por experiencia docente (es decir, por llevar tiempo de funcionario en expectativa), por cursos de formación, por el doctorado y por alguna que otra cosa más. Entre esas cosas más a mí me dieron 0,1 puntos por méritos artísticos… y resulta que gracias a (o por culpa de) ese 0,1 me han asignado el destino definitivo, al que de entrada no puedo renunciar y en el que tengo que permanecer al menos dos años antes de volver a concursar para que me envíen a otro lado.

Soy el último profesor de la lista de Lengua Castellana y Literatura al que le han asignado destino definitivo y me mandan a San Martín de la Vega… Sabía que este momento tenía que llegar y puestos a elegir es mejor pronto que tarde (tan sólo he estado tres años en expectativa, mientras en otras asignaturas hay quien se pasa más de quince), pero eso no quita para que me duela en lo más hondo dejar Valdebernardo. Además, no recuerdo que entre la lista de los 280 centros que puse se encontrase el IES Anselmo Lorenzo.

Y no es por la media hora más de camino que me supone, sino por todo lo que queda aquí. El otro día hablaba de la despedida de los de segundo de bachillerato y ahora me doy cuenta de que las despedidas también son muy distintas según el lado en el que se esté y es muy distinto el nudo en el estómago: si eres de los que te quedas, en el fondo contigo se quedan muchas cosas, muchos alumnos, muchos amigos… pero si eres de los que te vas, resulta que de pronto todo se vuelve nuevo y quizá difícil.

He tenido la tremenda suerte de pasar los tres años de expectativa en Valdebernardo y han sido años inolvidables, desde mi 1ºE hasta mi 4ºB, pasando por mi 4ºA, claro. Y no sólo los cursos de los que he sido tutor me han dejado profunda huella, sino todo el instituto en su conjunto y como un torrente se agolpan los recuerdos, mientras intento asimilar que se cierra una etapa y se abre otra: las obras de teatro y sus ensayos, las risas en clase, los partidos de fútbol, las visitas al centro de esclerosis, las fotos, los viajes a Italia, los ratos de cafetería, las excursiones, los campeonatos de ajedrez, las ligas deportivas, las jornadas gastronómicas, la wiki, los festivales de fin de curso y Navidad, las tutorías con padres, los concursos, las conversaciones con alumnos y profesores, los planes piratas, las miradas asesinas… Y uno piensa en cuánto va a echar de menos a la gente del Instituto y se hace el propósito firme de volver cuanto antes, aunque quién sabe, quizá mi nuevo destino sea mucho más maravilloso de lo que me imagino y al final decida quedarme allí muchos años. En fin, uno tiene que someterse a su “destino” y me temo que es mejor hacerlo con una sonrisa que con las lágrimas por lo que queda atrás, pero he de reconocer que ya me había hecho ilusiones con seguir aquí un curso más y volver a dar clase a los alumnos que tuve en 1º e irme con ellos a Italia a pasarlo tan estupendamente como las veces anteriores. Y es que no me cabe ninguna duda de que el resumen de estos tres años bien puede ser: “me lo he pasado estupendamente con vosotros. Me alegro de haber venido”. Y nos seguiremos viendo o, por lo menos, leyendo. No os quepa la menor duda.

Anuncios

13 comentarios en “Más despedidas

  1. Que bonito Edardo, espero que no nos olvides a ninguno y sobre todo nuestro viaje inolvidable a Italia que fue genial, y seguro que en tu nuevo destino sera igual de buena gente como nosotros…. o mejor quien sabe aunque mejor que nosotros es insuperable que lo sepas jajajja espero de todo corazon que te vaya genial y de todas formas no te libraras de nosotras tan facilmente por que si hacemos nuestra cena de fin de curso en 2 de bachiller(si dios quiere que este) ajajaj te vienes con nosotros a celebrarlo MUXISIMA SUERTE EN TODO!!!! VIKY(JAJAJAJAJAJ)

    Me gusta

  2. Sólo decirte que los dos años de clase contigo no ha habido ni un solo segundo de aburrimiento , y por un año vi que las clases de Lengua eran interesantes.Pero que le vamos ha hacer , así es la vida , espero poder corregir tus palabras mas veces en el blog y ,hacer de Abelardo lo mejor posible para que te vayas con un grato recuerdo de tus alumnos de teatro.
    ¡Que te vaya todo bien , y nunca te olvides de nosotros!!

    Me gusta

  3. Eduardo, ha sido un placer tenerte como profesor, aunque haya sido sólo un año, pero fue un año inolvidable, en el cual, aunque no te lo creas, he aprendido mucho contigo como estudiante y lo demuestro escribiéndote sin faltas de ortografía…cuesta pero vale la pena, tambien digo lo de inolvidable por el dichoso cuaderno de escritura a última hora, el viaje a Italia, la excursión a Segovia en la que nos llovió encima…y muchos momentos que compartimos contigo. Espero que los del otro Instituto te traten bien y que te aprecien tal y como lo hacemos nosotros. Te echaré de menos, mucha suerte y espero verte pronto…
    Perdona si tengo alguna falta de ortografía…

    Me gusta

  4. Te deseo lo mejor, Eduardo, y espero que cambiarte de instituto no sea escusa para no volver a ver a los que fueron tus alumnos…

    P.D: Nuca olvidaré al profesor de lengua y literatura de cuarto de ESO.

    Me gusta

  5. Hola, solo era para decirte que muchísimas gracias por todo lo que me has hecho aprender este tiempo, ya sabes que para mi eres un profe genial y que gracias a ti aprendí a no cometer faltas… gracias por haber empezado conmigo el instituto y aunque te vayas…por favo, no te olvides de mi. Un beso muy fuerte. CRIS. =D

    Me gusta

  6. No he tenido la suerte de profesor , pero anunque no haya podido me has caido genial y no me gustaria que te olvidaras de mi , ya que yo nunca te podre olvidar porque eres maravilloso

    Me gusta

  7. Realmente no recuerdo si te lo dije o no en persona pero ya que estamos te mando desde aquí muchos ánimos y el deseo de que mantengas la vitalidad que te caracteriza… ya verás como en pocas semanas conseguirás que los alumnos de tu nuevo IES tengan tan buen concepto de ti como los que han comentado aquí antes que yo.

    Y después de pensarlo un rato he llegado a la conclusión de que nuestra eterna conversación a medias así debe quedarse, a la mitad.

    Un saludo y suerte!

    Me gusta

  8. ¡Hola Eduardo!
    Bueno yo supongo que nos seguiremos viendo ¿no? aunque solo sean los domingos…
    Por cierto, lo he estado pensando y el curso tampoco ha estado tan mal como creía. Ahora te echare de menos.
    Adios.

    Me gusta

  9. Con imperdonable retraso y con el temor de que nunca leáis mi comentario, aquí van mis respuestas a los vuestros:
    Alfonso, gracias. Y sí, estoy convencido de que en mi próximo Instituto disfrutaré tanto como aquí y si llega el momento de volver a marcharme lo sentiré de veras.
    Viky, como ya le he dicho a varios, yo estaré encantado de estar en vuestra graduación de 2º de Bachillerato (sí, vuestra, porque tú también vas a estar), pero tendréis que invitarme, porque sería muy duro presentarme allí y que todos me miraseis con cara de “¿pero quién ha invitado a este hombre?”.
    Dani, te agradezco mucho tus palabras… y mucho más tu entrada en el blog. Ahora mismo me paso por allí y te comento, porque ya me vale.
    Sara, da gusto ver lo que has ido mejorando a lo largo de este tiempo… ya casi ni te quejas. Te pondré como ejemplo a mis futuros alumnos de que quien quiere, puede.
    C, me temo que a mí también me va a costar olvidarme de la C que tuve en 4º de ESO en el curso 08/09.
    Nefer, es cierto, las despedidas son duras. Pero también tienen su parte buena: nunca me habría imaginado que me querían tanto.
    Cris, yo también he aprendido un montón contigo y fui yo el afortunado al teneros como mi primera tutoría.
    Jessi, mejor que no me hayas tenido como profesor. Así siempre te podrás imaginar que soy mucho más maravilloso de lo que realmente soy.
    Julio, espero que los compañeros nos echemos menos de menos porque sigamos en contacto: creo que el mundo se merece que formemos un dúo cómico, porque nos sobra chispa para varios incendios.
    Gruncho, pues sí, es cierto, Valdebernardo tiene mucho de pueblo. Y da gusto pasearte por allí e ir saludando gente. Nos vemos en las palmeras.
    Héctor, una vez más estoy en desacuerdo contigo. Tenemos que continuar nuestra sempiterna conversación a medias, porque siempre es enriquecedor conversar. Y estudia mucha medicina, que ya te llamaré cuando me ponga malito.
    Beatriz, como siempre tan optimista: “el curso tampoco ha estado tan mal como creía”. Menos mal que sé que en el fondo tienes corazoncito y te lo has pasado chachi-piruleta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s