Despedida

Las despedidas no suelen ser plato de buen gusto, pero llega un momento en que son inevitables y entonces uno se da cuenta de que a pesar de todo también tienen su lado positivo. Las despedidas nos llevan a recordar todo lo compartido, los buenos y los malos momentos… y ayudan a que prevalezcan en la memoria sólo los buenos.

Además muchas despedidas no suponen un fin, sino el comienzo de otro camino. No son sólo meta, sino también punto de partida. Lo que no quita para que se nos haga un nudo en el estómago y nos empiece a doler ya el imaginarnos cuánto nos vamos a echar de menos y uno dice “hasta luego” temiendo que en realidad esté diciendo “adiós” porque ha visto que eso es lo que les pasa a otros en situaciones semejantes.

Ayer fue la despedida de los alumnos de 2º de bachillerato del Instituto (me imagino que ni por un momento te habrás pensado que era yo quien me despedía y que no iba a volver a escribir por aquí, sólo porque haya batido últimamente mi récord de silencio bloguero) y fue una despedida emocionante, regada con no pocas lágrimas y con muchas risas.

El acto de graduación y de entrega de orlas vino precedido el viernes pasado por la cena de fin de curso. Una cena bastante numerosa porque vinieron casi todos los alumnos… y porque estuvimos también cerca de veinte profesores. Las cenas o comidas con alumnos tienen siempre un encanto especial, quizá por lo irrepetible del momento, quizá porque vienen a la cabeza tantos recuerdos, quizá porque si uno se dedica a ser profesor es para poder echarse unas risas con sus alumnos y lograr salvar las infranqueables e imaginarias distancias que separan a unos de otros. Lo mejor de tener alumnos es que se convierten en antiguos alumnos y en muchas ocasiones en amigos.

Como he dicho, a la cena fueron casi todos los alumnos y cerca de veinte profesores, lo que dice mucho a favor de los alumnos, porque ya se ve que no estábamos queriendo perderlos de vista, como de los profesores, porque ya se ve que no estaban queriendo perdernos de vista y si fuimos es porque ellos no sólo nos invitaron, sino que se empeñaron. Y no nos importó demasiado  el calor que pasamos, ni la tormenta que nos cayó a la salida, porque lo pasamos estupendamente, como todos estos años.

Los que han acabado ahora 2º de bachillerato son los primeros alumnos que tuve en la pública y, quieras que no, eso me los hace especiales. Eso y lo buena gente que son: a la mayoría ni siquiera les he dado clase, pero con unos cuantos estuve el año pasado en Italia, con todo lo que eso supone, y con otros me he cruzado tantas veces por los pasillos y hemos intercambiado tantos saludos y sonrisas, que ya es como si fuesen alumnos propios.

El acto de graduación fue también bastante emotivo y unos cuantos soltamos la lagrimita viendo el montaje de fotos… Bueno, yo no la solté, pero ganas no me faltaron.

Espero que sean capaces de cumplir sus promesas y sus buenos propósitos de seguir pasándose por el Instituto, porque ellos no se pueden ni imaginar lo que les voy a echar de menos… y vamos a dejarlo que si no acabaré soltando los cuatro tópicos que me faltan (los otros cuatro los he soltado ya, pero de corazón) y soltando las lagrimitas que me ahorré ayer.

En fin, E., aquí tienes mi versión de los hechos, tal y como me habías pedido, aunque probablemente algo más descafeinada de lo que esperabas: uno se pasa unas semanas sin escribir y se le anquilosan los dedos y las ideas.

Anuncios

2 comentarios en “Despedida

  1. Se ha hecho esperar, sí, pero aquí está. Corroboro absolutamente todo lo que en este post aparece escrito, incluyendo el último párrafo… sabiéndolo, podrías haber puesto algo (aunque solo fuera por tenerme más contenta) que le diera más sabor, pero bueno. Aun así te agradezco que hayas cumplido tu palabra de: “Hoy voy a escribir” y yo a su vez la mía de dejarte un comentario, que al final no se ha quedado en un “Lo hemos pasado estupendamente”, aún así, éste es uno de los hechos más importantes de todos estos años compartidos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s