A vueltas con Eneas en Autobús

Ya he hablado aquí alguna vez de Eneas en autobús, el cuento que estuvo a punto de acabar con mi carrera literaria (y que de hecho ha acabado con ella por lo menos hasta el momento) porque me mató de éxito.
El caso es que echando cuentas, van a cumplirse veinte años desde que lo escribí y Eneas sigue sorprendiéndome… y persiguiéndome. El otro día me encontré en la cuenta del blog el siguiente mensaje de C (otra C, no la C que dejó un comentario no hace mucho):

Hola..
eres eduardo ares, no?
lo siento si no..
vengo de alemania y tengo que escribir un gran examen sobre el cuento “eneas en autobús”…
si eres eduardo… podría contestarme??
y lo siento por mi espanol muy malo^^

saludos

Y a uno le deja aturdido que su cuento haya acabado veinte años después en los ojos de una estudiante alemana. Por supuesto que le contesté y que he tratado de responder lo mejor que he podido a las preguntas que me ha hecho sobre el cuento, aunque como mi alemán sí que es muy malo, le he respondido en español y no sé si habrá entendido algo. Si entre los lectores de la presente entrada se encuentra alguien con los suficientes conocimientos de alemán como para traducir mi mensaje le estaré muy agradecido… Bueno, me imagino que más bien será C quien lo agradezca.

6 comentarios en “A vueltas con Eneas en Autobús

  1. Hola Eduardo, soy Juan Vidal, la verdad es que hace mucho tiempo q no nos vemos. Conocí tu blog hace unos meses casi por casualidad y hoy he vuelto a entrar. Qué buena la historia de tu cuento, me ha llamado mucho la atención. Si no te importa que te haga la broma y con el ánimo de animarte a q vuelvas a escribir te añado abajo una historieta en plan chorra acerca de cómo te persigue tu cuento. No lo analices desde un punto de vista literario q seguro q deja mucho q desear..
    ——————————————————————————————————
    Edu. A. :Buenas tardes doctor, mi nombre es Eduardo, soy profesor de literatura, tengo 36 años, pero desde los 17 como escritor estoy muerto para la literatura.

    Psiquiatra: Son casi las ocho de la noche, ¿crees usted que estoy para carreras literarias en declive?, ¿no me podría haber venido usted con una depresión post-vacacional o algo más corrientito?. En fin… ¿muerto como escritor dice?

    Edu. A. : Si, muerto y enterrado. Escribí un cuento con 17 años, gané premios a tutiplén, incluyeron mi cuento en una recopilación en el que figuraban Cortázar, Pérez Reverte y otros conocidos escritores y desde entonces….nada doctor….

    Psiquiatra: ¿Nada?. Vaya, presenta usted un claro caso de exitosis precoz aguda. Una muerte de éxito fulminante. ¿Me dijo que su nombre era?.

    Edu A. : Eduardo Ares.

    Psiquiatra: Eduardo Ares???, Eneas en el autobús???, tengo el cuento en aquel cajón, ahora mismo me lo firma, por favor. Me encantó. La Eneida en un viaje de autobús, qué ritmo, qué giro final. ¿Y dice que lleva 20 años sin escribir otro cuento?, no sé si debo tratarle o darle una paliza. Y encima profesor de literatura!!, ¿qué van a pensar sus alumnos cuando ven un talento como el suyo desaprovechado para la literatura?. Claro, luego nos quejamos de que los chavales juegan a la play-station y no leen. Si, creo que lo mejor es que le de una paliza, pero venga mejor mañana que hoy me pilla un poco cansado y se nos va a hacer un poco tarde.

    Edu A. : Mañana me pilla bien, tengo que corregir unos exámenes y me sentiré mal por haber suspendido a unos cuantos alumnos, me vendrá bien la paliza, ¿A la misma hora doctor?

    Psiquiatra: Si, si, a la misma hora. Un honor haberle conocido Eduardo, que alegría me ha dado, no se vaya sin firmarme el libro, está en aquel cajón debajo de una novela de Peréz Reverte. Si no le importa se lo dedica también a mi hijo que se lo acaba de leer. Cuando le cuente que ha venido a verme no se lo va a creer. Espéreme que ya cierro la consulta, pasa un autobús a 2 minutos de aquí, ¿usted también lo coge?.

    Edu A.: Si, me pilla de camino.

    Psiquiatra: Pues nos vamos juntos, que usted en el autobús se inspira y seguro que me cuenta una historia divertida, aunque ya le adelanto que de Homero he leído poco…

    Me gusta

  2. Soy un holograma que apareció a las 9:30 en el pasillo de los departamentos de el instituto nada tan solo decirte que leas mi blog que ya he ido a clase.Como me dijiste que era necesario para que lo leyeras.

    Me gusta

  3. Juan, me he muerto de la risa con tu cuento. Eres grande. Por cierto, he recordado que habíamos quedado en que teníamos que quedar, así que vamos a solucionar esto cuanto antes y ponme fecha.
    Holograma, espero que vayas pasando cada vez más a la existencia real y que no hayas sido producto de mi imaginación. Es una pena todo lo que te estás perdiendo y lo peor es que lo sabes. Mucho ánimo.

    Me gusta

  4. Hola Eduardo

    Soy Jorge Lázaro, uno de los chavales de ayer de las Jornadas (el que leyó tercero en el recital, el de los endecasílabos)

    Pues estaba buscando información sobre el disco de Diego, y he dado con este blog de casualidad. En primer lugar, quería decirte que me encantó tu cuento de ayer, pero me tuve que ir pronto y no pude felicitarte por él. Así que ahora te digo: enhorabuena.

    En segundo lugar (y no por ello menos importante, ¿o sí?) quería preguntarte si sabes donde puedo echarle un vistazo al disco de Diego. He visto que en este blog tienes una entrada en la que hablas de él, pero no he podido escuchar lo que has subido. Si pudieses decirme donde encontrarlo, te lo agradecería.

    Por último decirte (y esto supongo que sí lo sabrás) ¿dónde puedo leer cuentos tuyos? Es que me parece que escribes (e interpretas, todo sea dicho) bastante bien.

    Pues nada, espero que nos veamos en las Jornadas de Verano. Yo intentaré estar allí…

    Un saludo,
    Jorge

    P.D: buen cuento, juan. Me ha gustado
    P.D (2, ya que no es la primera posdata): una pregunta un tanto personal… Eduardo ¿no serás por casualidad hermano de Ricardo Ares, verdad?

    Me gusta

  5. Spartan George, me alegra que te lo pasaras bien en las Jornadas. A mí también me gustó tu poema, aunque he de reconocerte que me perdí un poco porque como avisaste que iba a ser en endecasílabos, inconscientemente me puse a contar sílabas y algún que otro verso se me fue. Lo que era indudable era que habías conseguido muy bien el ritmo.
    Y sí, soy hermano de Ricardo Ares… por lo menos de un Ricardo Ares al que me imagino que conoces.
    Y por último, la información sobre el disco de Diego: puedes mirar en su página web: http://www.diegodomingo.com o enviarle un correo electrónico a diego-domingo@hotmail.com. El disco merece la pena.
    Ah, se me olvidaba: mis cuentos los puedes leer en este blog, en la categoría de cuentos y también alguno que otro en Perkeo o en el blog de “Los libros de las gaviotas” (tienes los enlaces a la derecha de esta página).
    Mucho ánimo y sigue con la escritura.

    Me gusta

  6. Me alegro de que te gustara el poema. El tema era el fin de la humanidad y ese rollo… Si quieres te lo paso.

    Gracias por la información. Echaré un vistazo a la página de diego y buscaré tus cuentos, que también merecen mucho la pena.

    Y sí, si eres hermano de un Ricardo Ares, seguro que es al que yo conozco…

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s