Qué difícil es grabar el teatro

El teatro es un arte vivo, para ser visto y disfrutado en el aquí y el ahora… y después dejar que siga vivo y disfrutado en nuestro recuerdo. Pero también viene bien, me parece, grabar la representación para que, cuando el inexorable paso del tiempo empiece a empolvar el recuerdo, podamos pasar el paño de los fotones y revivir aquellos momentos.
Sin embargo, el teatro se resiste a ser atrapado y encerrado en los estrechos márgenes de la imagen grabada…
En la primera de las representaciones que hicimos de Esto no es arte, dejé una cámara de vídeo colocada el final del Salón de Actos, algo escorada porque tuve que enchufarla a la red por escasez de batería. Centré la imagen y encargué a un buen amigo que pulsara el botón de grabar cuando comenzara la función. Varios días después, cuando por fin pude ver lo grabado, observé con sorpresa y un punto de desesperación que a los diez minutos se escuchaba un pequeño ruido, la cámara se giraba hacia un lado del escenario y se oía un casi imperceptible “vaya”. Sí, vaya, pero la cámara se quedó torcida. Estoy repasando una y otra vez la escena, intentando identificar al autor del susurro para ponerle las pilas. Tendré que acudir a los servicios de la inspectora Martínez. No acabó ahí el problema, porque poco después otro ligero golpe hizo que la cámara girara aún más y enfocara la esquina derecha del escenario, en la que apenas ocurrían cosas.
Dos días después, cuando representamos la obra en el Centro de Esclerosis Múltiple, decidí poner todos los medios para que no me volviera a ocurrir lo mismo. Conseguí unos micrófonos para grabar bien el sonido y una buena cámara que dejé cargando toda la noche. Los problemas comenzaron diez minutos antes de la representación, al ir a comprar las cintas y descubrir que las tiendas estaban cerradas. Aun así, cuando casi íbamos a comenzar, llegó M. con las cintas que había conseguido no sé dónde. Puse la cámara en su trípode, la coloqué bien centrada, enfoqué adecuadamente. Como también un padre había traído otra cámara, le sugerí que se pusiese en uno de los laterales para poder tener dos tomas distintas de la obra y después hacer el montaje. Esta vez no podía fallar nada, pero cuando al final de la representación fui a comprobar qué tal se había grabado, comprobé con horror y unos cuantos puntos de desesperación que había olvidado encargar a alguien que le diera al botón de grabar y que todos debimos de pensar que ya le daría alguien. Por la falta de luz, la cámara que había grabado desde un lateral tampoco había conseguido gran cosa…
Aún me queda el consuelo de que tanto la primera representación como la última fueron grabadas por otras cámaras de otros padres, pero todavía tengo que conseguir el material para poder hacer el montaje.
Y hablando de montaje, también tengo pendiente montar la representación que hicimos el año pasado de El Pirata Timoteo, entre otras cosas porque también tuve problemas con las cámaras: dejé una grabando desde el fondo del Salón de Actos, pero alguien debió tocarla (o yo mismo no la dejé muy bien puesta) y aparte de sacar la imagen desde muy lejos, sale desenfocada; otra cámara se la había encargado a un buen amigo, pero no tan buen cámara, que no tomó toda la obra y que después de haber grabado un poco los momentos previos en los camerinos, tocó no se sabe muy bien qué botón y puso la grabación en blanco y negro y estuvo grabando así hasta el tercer acto. Por fortuna, una vez más hubo un padre previsor que también grabó con su cámara y que me facilitó el material. El problema es que se quedó sin cinta a cinco minutos del final y que el formato de la imagen tampoco coincide porque una cámara grabó en formato panorámico y otra en normal.
Así que, de momento, habrá que quedarse con la alegría del recuerdo, procurando que no se nos olvide y para la próxima vez contrataré a un equipo de expertos que sean capaces de vencer la oposición del teatro a ser diferido.

Un comentario en “Qué difícil es grabar el teatro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s