¿Qué fue de la oposición?

En un comentario de hace unas cuantas entradas, Elvira me decía que echaba de menos en este blog las entradas sobre la oposición (“sigo leyéndote, aunque más asiduamente en mis crisis de fe inherentes al ser opositor. Se echan de menitos comentarios de la oposición”) y de pronto, me han vuelto en tropel un montón de recuerdos de la oposición: las mañanas interminables en la biblioteca, las tardes peleándome con la Programación Didáctica, las crisis existenciales de qué hago yo estudiando esto y qué falta me hacía… y también los buenos momentos de descubrir a un autor que desconocía o de encontrarme con una teoría novedosa y atractiva. Creo que aprendí mucho, sobre todo, de pragmática: pero ya he olvidado también mucho. Recuerdo libros que me cautivaron y también recuerdo las pestes que lanzaba según iba leyendo los temas de la academia Z, plagados de faltas de ortografía. Me consolaba con la idea de que, por lo menos, los temas no me habían costado un duro (bueno, un euro) porque me los había dejado un amigo que se había presentado a las oposiciones diez años antes… Al principio pensé que serían unos temas quizá ya pasados de moda, pero cuando esa misma academia me envió un tema de muestra comprobé no sólo que la bibliografía no estaba actualizada, sino que seguían manteniendo intactas todas sus erratas.
El caso es que, ahora que ya ha pasado la tormenta y uno está tranquilamente en buen puerto, me queda un recuerdo grato de tantas horas estudiadas (aunque fueron menos de las previstas, lo reconozco) y cierta añoranza de la aventura. Y a veces me entran ganas de volver a la mar, como me imagino que también le ocurriría a Ulises tras regresar a Ítaca y estar allí un tiempo: empezaría a echar de menos sus aventuras, sus cíclopes y sus sirenas… Y de vez en cuando, me asalta la idea de volver a presentarme a las oposiciones, esta vez a las de latín o griego, con la esperanza de algún día poder volver a impartir esas asignaturas, que son las que realmente me gustan (sí, me gustan mucho más que la lengua y la literatura… con todo lo que me gusta la lengua y literatura, como puede atestiguar cualquiera de mis sufridos alumnos).
No sé si es afán de aventura o masoquismo, aunque lo que es cierto es que si emprendo esa aventura, lo haré con la tranquilidad de no tener las naves tan quemadas como estaban la otra vez.

10 comentarios en “¿Qué fue de la oposición?

  1. Daniel, con un comentario así se te perdonan todo tipo de faltas de ortografía (sólo se echa de menos una coma antes de “pero” y un punto al final)… Pero me imagino que este comentario no tendrá nada que ver con el hecho de que el viernes tuvimos un examen… Y sí, posiblemente soy el mejor en lo mío, lo único que ahora me falta es saber qué es lo mío. Un saludo y bienvenido a este rinconcito de la web.

    Me gusta

  2. Bueno, a mi me gusta mucho leer tu blog, cuando cuentas cosas de clase y también de las opos. En estos momentos, son dos cosas que ocupan mi mente… Estaría bien que nos contaras un poco el proceso, cómo te organizabas, qué criterios seguías para organizar los temas…
    Todo eso…

    Me gusta

  3. Hola Eduardo,

    Te encontré buscando informaciones personales sobre oposiciones a secundarias y acabé enganchándome a tu blog. Me gusta mucho como escribes y tu experiencia como opositor y profesor anima a embarcarse en este mundo.

    Me quiero presentar a las oposicionesen en el 2008 y la información que has dado hasta ahora me ha venido muy bien, sin embargo si pudieses dar más información sobre la programación didáctica qué utilizaste para prepararla, bibliografía, esquema. Por supuesto, si quieres y puedes, no hace falta decirlo.

    Un saludo y gracias de antemano.

    San

    Me gusta

  4. Releo este comentario y me pregunto si no es más sencillo pasarse de especialidad una vez que estás dentro…eso tenía entendido, que si ya tienes plaza y te quieres cambiar, en tu caso, a latín y griego, es un proceso más sencillo -_-…insisto: creo.
    Estoy convencida de que serías un “freak” de los que molan 😉

    Me gusta

  5. Hola Eduardo, igual soy osada, pero estoy pensando preparar tus oposiciones, y me gustaría que contactáramos para cambiar impresiones, si no es mucha molestia.

    Muchas gracias de antemano y un saludo.

    Me gusta

  6. Hola de nuevo, Eduardo.

    Vi el enlace en una de tus entradas, pinché y me decía que el espacio era restringido, muchas gracias por exponerlo de nuevo, porque ahora sí que puedo entrar.

    La verdad es que no tengo del todo claro si prepararé oposiciones o no, entre otras cosas depende de que el cap siga vigente el año que viene. Estuve preparando oposiciones hace dos años, a jueces, y acabé bastante quemada. Ahora trabajo como abogado fiscalista, y de alguna manera me sigue llamando el estudiar, y desde siempre también enseñar. Pensé en el doctorado, pero tal como está enfocado, parece un camino cerrado de primeras.

    En fin, sea como sea, me alegro de haber llegado a tu espacio, veré si encuentro por algún lugar tus cuentos.

    Saludos, y gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s