Cuadernos de escritura

Me parece que para aprender a expresarse por escrito lo mejor que se puede hacer es intentarlo. Es decir, escribir. Por eso, una de las actividades que les pido a los alumnos de todos los cursos a los que doy clase es que realicen a lo largo de la evaluación un “Cuaderno de Escritura”. Se trata de un cuaderno tamaño cuartilla que tienen que ir rellenando, a un ritmo media de 3 ó 4 caras por semana, a veces les propongo un ejercicio concreto (acabar un cuento del que les doy el principio, escribir una carta a una empresa para pedir que les contraten como probadores de videojuegos), pero la mayoría del cuaderno lo tienen que rellenar escribiendo de todo lo que quieran.
El año pasado empecé también a darles la posibilidad de que en lugar de en el cuaderno tradicional escribieran en Internet, como en una especie de blog: dentro de la wiki del Instituto, les abro una página personal a la que sólo ellos tienen acceso mediante un nombre y una contraseña. Los únicos lectores de esas páginas son cada uno de ellos (uno tampoco puede leer a los demás) y yo, para que puedan escribir con libertad… Y he de reconocer que este año me tienen realmente sorprendido: de pronto descubres que el alumno que creías tímido y poco interesado por todo lo que le rodea está lleno de inquietudes, gustos y aficiones y, además, no tienen mayor reparo en contártelo.
También se me cae la baba cuando encuentro textos de alumnos y alumnas de 2º de ESO en los que las palabras tienen todas sus letras y apenas hay faltas de ortografía. Me muero de ganas de poner aquí ejemplos para los incrédulos, pero me aguanto, porque tienen el anonimato garantizado.

Anuncios

9 comentarios en “Cuadernos de escritura

  1. Me parece superinteresante lo que cuentas. Enhorabuena. Me gustaría mucho saber algunas cosas acerca del cuaderno de escritura (con la opción de internet, estupendo!): cómo lo corriges, qué método usas (tú, ellos, autocorrección con plantilla, corrección semanal, trimestral, etc), si existe una parte en que escriben sobre lo que quieren, si lo supervisas todas las semanas o especialmente en el primer trimestre, qué peso le das en el conjunto de la nota final del trimestre y del curso… Muchas gracias!

    Me gusta

  2. Hola, soy un alumno tuyo practicante del ya conocido “cuaderno de escritura”.
    Y bajo mi punto de vista está bastante bien, me gusta la idea y me hace dejarme hay un ratito del día escribiendo, y encima estoy mejorando en ortografía…
    Bueno al margen de esto que me he hecho un blog a raíz del cuaderno de escritura, iré poniendo casi lo mismo más algunas cosas o variaré algo, pero en secreto, vamos que solo tú sabrás quien soy. Por eso preferiría que si pudieras no decir quién soy pues mejor. Por cierto te pongo en amigos (siempre guardando la relación profesor-alumno). y ya me iré pasando más amenudo por aquí.
    Saludos.

    Me gusta

  3. profaprendiendo,
    en principio en el cuaderno de escritura escriben de lo que quieren, aunque también procuro ir haciendo ejercicios guiados: que escriban un texto de tal o cual tipo (expositivo, argumentativo con un tema determinado, descriptivo), que continúen un cuento, que hagan una descripción, que desarrollen un texto que empiece con unas palabras determinadas… El caso es que, para cada trimestre tienen que rellenar 30 carillas (o determinadas líneas en el ordenador). Si tienen las 30 caras, tienen un punto en la evaluación.
    En cuanto a lo de corregir, cuando los cuadernos son manuscritos les señalo las faltas y les pongo observaciones al margen y una conclusión al final, dándoles alguna idea. En los cuadernos virtuales también les doy consejos, les pongo ejemplos de cómo se podría corregir un párrafo o les indico sus faltas más frecuentes… La ventaja que tienen los cuadernos virtuales es que me permite ir corrigiendo a medida que van escribiendo, mientras lo que suele ocurrir con los manuscritos es que me los entregan al final de la evaluación (tienen un día límite, aunque a los que me los van entregando antes se lo corrijo con más calma) y es imposible leérselos enteros, por lo que los hojeo, cuento las páginas y les pongo la nota correspondiente.

    Antebellum,
    ya me he pasado por tu recién inaugurado blog y te he convertido en “amigo”. No sabes qué alegría me das, animándote a lanzarte a la escritura.

    Me gusta

  4. Muchas gracias! Entonces, recapitulo: han de tener 30 carillas de cuaderno, escriben textos propios y también otros a través de actividades guiadas. Además, la ortografía y la expresión se la corriges SEÑALANDO ERRORES Y HACIENDO ANOTACIONES. Entonces, no corriges al uso (por ejemplo, marcando el error y enmendándolo: avitual, tachado, habitual) sino que favoreces la autocorreccion, es decir, tú marcas y ellos buscan qué está mal y lo cambian?
    En cuanto a los temas, les sugieres ideas.
    Esto, tanto las correcciones ortográficas y de expresion como la sugerencia de temas e ideas han de tenerlo en cuenta en la próxima redacción?
    Otra duda, les das a todos un punto si tienen las 30 carillas (o las líneas correspondientes en la wiki) o también consideras aspectos como la creatividad, la correcta expresion, la ortografía, la riqueza o pobreza de vocabulario… estableciendo tramos (por ejemplo: 0,25 por tener las 30 líneas; 0,50, bien escritas aunque con algunas faltas de expresión y de ortografía y con algunas tareas guiadas incompletas y con un grado de creatividad medio; 0,75, mejor…; y 1 punto si están todos esos criterios bastante bien (no sé, se me ocurre, que quizás, en el cuaderno manuscrito se puede tener en cuenta también la presentación, los márgenes, el sangrado, la legibilidad…)
    O bien, les das un punto a todos, si cumplen un mínimo (me gustaría que precisaras cuál es ese mínimo) buscando dos cosas: motivarlos para escribir, además atender a la diversidad por la mezcla de actividades voluntarias y obligatorias, y hacer que la escritura se convierta en un hábito (una buena manera para aprendan a escribir mejor y se den cuenta, a su vez, de la importancia de aprender a escribir) y todo ello se premia con 1PUNTO MÁS que siempre es la traducción motivadora en la nota y que se liga con el interés por aprobar o por subir nota. O quizás, esto varía si el cuaderno es de un chico de 1 de eso o de 4 de eso o de 2 de bach?
    Por tanto, el cuaderno tiene un peso de un 10% en la nota final de cada evaluación; cómo reparte el restante 90%?
    Muchas gracias, son muchas preguntas, pero es que estoy aprendiendo y me parece una propuesta muy interesante. Enhorabuena por el blog y por tu labor docente 🙂

    Me gusta

  5. La verdad a veces me resulta complicado concretar una propuesta de trabajo, cuantificarla en la evaluación, quizás por la inexperiencia, no sé. Supongo que por eso me encanta leer experiencias interesantes y ver cómo se ejecutan en todos sus pasos. Creo que esto ya no es necesario para alguien que está consolidado, para un profe ya profesional, puesto que ha pasado esa fase; pero para los noveles, o al menos para algunos, sí. Gracias!

    Me gusta

  6. profaprendiendo,
    gracias por lo de “profe ya profesional”, pero eso no me lo creo ni yo. De hecho con tu comentario soy yo el que aprendo mucho porque, sinceramente, hay muchas cosas que ni siquiera me había planteado. El punto se lo doy a los que hayan escrito las 30 caras (aunque lo hayan hecho con faltas de ortografía y con pésima redacción, porque lo que busco es que le pierdan miedo a escribir e incluso le pillen el gusto y que se tengan que estrujar un poco el cerebro para poner algo). En cuanto a los otros puntos de la evaluación… puf, creo que esto como comentario se me está yendo de las manos. Lo mismo mañana hago una entrada sobre el tema, aun a riesgo de que la mitad de mis lectores me mande a paseo.

    Me gusta

  7. Si, es verdad Eduardo nos obligaba TODOS los trimestres a rellenar su cuadrenillo. Es un trabajo pesado y duro, y nunca diría que me gusto hacerlo, pero mientras fui alumno de Edu, descubrí que tengo una especial forma de contar las cosas que pienso. Por ello opino que hizo bien en encomendarnos esta faena, y animo a los alumnos que ahora tengan la suerte de tenerle como profesor, que se inspiren y que rellenen todas las páginas de dicho infierno, ya que dentro de ellas pueden descubrir mucho más que unas simples paridillas imrovisadas en un cuaderno olvidado en algún rincón de la mochila.

    Me gusta

  8. Anónimo (así, sin interrogaciones, porque no tengo la menor idea de quién eres),
    muchísimas gracias por agradecer el “infierno” del Cuaderno de Escritura y por animar a mis actuales alumnos (que no sé si estarán muy de acuerdo contigo en eso de que sea una suerte tenerme como profesor) a que pasen por tan enriquecedora experiencia.
    Por cierto, dame pistas: ¿hace cuánto te di clase?

    Me gusta

  9. Maldito cuadernillo de escritura, cuánto tiempo me ha costado rellenarlo, y eso que en último trimestre lo dejé sin acabar, una chapuza. Pero la verdad es que hay cosas que escribí entonces, y cuando lo volví a leer, después de un tiempo, tenía muchas opiniones cambiadas, a lo mejor me contradecía a mí misma. Como dijiste, Eduardo, el efecto en toda su plenitud se nota después de unos 10 años, pero ya está empezando a tenerlo, y me ha hecho meditar sobre muchas cosas. A lo mejor no fue tan malo escribir todas esas caras que me costaron tanto tiempo y que al final dejé de escribir…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s