Lástima que terminó…

Llevo diez días sin escribir ni una entrada y es una pena, justo ahora que había conseguido algunos lectores que se animaban a ir dejando comentarios y que incluso esperaban una entrada nueva: ya se sabe que en Internet lo que no se mueve, desaparece. Pero todo aquel que se dedique a la enseñanza sabrá que no es fácil sacar tiempo los diez últimos días de curso para escribir unas líneas: corrección de exámenes, pruebas finales, corrección de cuadernos, corrección de trabajos, profe porfaporfa apruébame que el año que viene sí que voy a estudiar en serio desde el primer día, entrevistas con padres… Y si a todo eso se le suman los ensayos de una obra de teatro se entenderá, aunque tampoco sirva de excusa, que esto haya estado tan parado últimamente.
Ayer los alumnos de mi tutoría representaron El pirata Timoteo en el Centro Cultural del barrio para los alumnos de 1º y 2º de ESO del Instituto y para los familiares de los actores (el aforo era limitado, como ocurre siempre): fue una experiencia que recordaremos por muchos años que pasen.
Desde poco antes de Semana Santa hemos utilizado una de las cinco clases de Lengua que tenemos a la semana para ensayar la obra: primero fue la lectura, el reparto de papeles, los consejos básicos sobre cómo actuar… y después se han ido afinando detalles.
Han sido muchas horas de ensayo en las que los alumnos han podido descubrir todo lo que soy capaz de gritar y los tacos terribles que sé: en esta última semana podría haber escrito, sin grandes problemas “ensayo sobre la locura”. Pero el esfuerzo ha merecido la pena. Además no ha sido “mi” esfuerzo, sino que ha sido un cúmulo de esfuerzos: un total de 26 alumnos se aprendieron el papel a la perfección hasta el punto de que uno faltó por enfermedad y le pudimos sustituir sin problemas, aunque le echamos mucho de menos; las madres han hecho unos disfraces cuidados hasta el último detalle; Miguel me prestó unos decorados espléndidos; Concha, la profesora de Educación Física, hizo las coreografías para las canciones y las ensayó con ellos hasta la extenuación; Jesús se encargó de los programas y las tarjetas de invitación; Ole vino prácticamente sin dormir para hacer de técnico; Jesús y Carlos (y un hermano suyo al que “engañó”) se quedaron hasta las seis de la mañana en el Instituto para acabar los decorados (sí, sí, desde las 8.30 am del día anterior: les he propuesto que lo presenten a récord “guiness”: dos funcionarios públicos trabajan 22 horas seguidas sin ninguna retribución adicional… para que luego los de siempre hagan los chistes de siempre). En fin, la lista sería interminable y además las listas siempre tienen el problema de que te olvidas de alguien importantísimo: quien se sienta olvidado que me perdone, todavía no he recuperado la plenitud de mis condiciones mentales.
El pirata Timoteo es una obra en verso, en tres actos, que escribí junto a un amigo hace unos cuantos años y que me ha dado ya unas cuantas alegrías (tantas como representaciones). Además es una obra viva, de la que existen ya varias versiones, porque se la he regalado a algún amigo que se la ha regalado a algún amigo que… Y también va sufriendo variaciones y añadidos de unos y otros. Yo mismo he hecho una nueva adaptación para la que representamos ayer.
Como tuvimos algunos problemillas para colgar el decorado y se nos estaba retrasando demasiado la hora de empezar, mientras acababan de colgarlos, salí delante del telón y estuve contando unos cuantos cuentos: nunca deja de sorprenderme la magia y el milagro de los cuentos: más de cien chavales de 1º y 2º de la ESO escuchando y disfrutando en silencio.
Creo que ha sido un colofón extraordinario a un año de cuento que empezó hace justo 365 días, cuando me presenté a las oposiciones de secundaria sin saber lo que me depararía la vida: de momento, lo que me ha deparado ha sido conocer a un grupo de profesores excepcionales no sólo en lo académico, sino también en lo humano y a un montón de familias preocupadas sinceramente por la educación de sus hijos. Sí, lo sé, no todo es tan bonito, también hay problemas y situaciones difíciles: aunque siga con mi lirio en la mano, no me chupo el dedo, pero quizá uno de los principales problemas sea precisamente que nos fijamos demasiado en los problemas y olvidamos que los problemas no son lo único.
Sé que soy un hombre afortunado y que el balance de este año es tremendamente positivo, por eso no puedo menos que entonar a pleno pulmón, con el amigo Porky, el “lástima que terminó…”.
Quizá el año que viene me toque ir a otro Instituto (no se pueden ni imaginar los alumnos lo que les voy a echar de menos), quizá me encuentre con otro ambiente más terrible, un ambiente más de puñalada trapera y trabaja tú si quieres que yo ya tengo bastante. No lo sé. Lo que sí sé es que existe un instituto en un pequeño barrio de Madrid del que siempre guardaré un grato recuerdo. Siempre me quedará Valdebernardo.
img {border: 0;}img.imgizqda {float: left; margin: 0 14px 6px 0;}img.imgdcha {float: right; margin: 6px 6px 6px 11px;}img.imgcen {margin: 0 50px 0px 50px;}object {display: block; width: 425px; height: 350px; background: #ffc; border: 1px dotted #ccc; margin: 0 auto;}p {margin:2px 0; padding:0;}xfals

12 comentarios en “Lástima que terminó…

  1. Te entiendo perfectamente, me encuentro en la misma situación “final de curso” que tú. De todas formas, aunque haya un paréntesis en verano te podamos seguir leyendo a la vuelta…

    El Pirata Timoteo tiene que ser una maravilla, tengo muchas ganas de pillarte por ahí contando cuentos. Feliz final de curso!!

    Saludos

    Me gusta

  2. bueno, yo estoy viviendo desde hace una semana mi ultimo fin de curso de estudiante al acabar selectivo. 😀 estamos todos cuasi iguales, ahora a disfrutar el verano (yo por lo menos) y ya el año que viene sera otra historia. Esperemos que si te cambian de instituto sea uno parecido al de este año, porque hay que reconocer que tuviste suerte, en mi instituto, yo creo que hubieses podido hacer lo mismo, pero bueno, siempre estan los institutos de “telediario” con todos los problemas, y sobre todo en 3º y 4º de la E.S.O, que si fue lo peor como alumno, como profesor prefiero no verlo.

    salu2

    Me gusta

  3. Yo siempre he tenido la mania de medir mi vida por anos. Los abro y los cierro, miro al pasado y a veces hago cambios. Estos dias he sobrevivido ya los primeros seis meses de mi ano que acabara en diciembre y que se celebrara como tal. Se me acaba de ocurrir que da ritmo a la vida. Manuel.

    Me gusta

  4. He de confesar que lo que dices me ha pasado alguna vez. No se deben mirar los problemas como lo único importante por que entonces te quemas y una vez quemado, es muy difícil ver el lado bueno de las cosas.

    Sigue escribiendo que da gusto leerte.

    Un saludo.

    Me gusta

  5. Hola, profe, estuve buscando en internet hasta que encontré tu blog. Supongo que estos días habrás estado muy ocupado, corrigiendo exámenes (finales) y con lo de la obra. Por cierto, la obra estuvo muy bien, solo que los “actores y actrices” hablaban bastante bajo, y apenas si oí algo. Y los cuentos del principio, te tengo que decir que parecía parte del espectáculo, así que no te preocupes, porque quedó bien, especialmente el de “Caperucita en versión original”. Nos vemos en la entrega de notas.

    Me gusta

  6. Hola profe nosotros te echaremos de menos (o por lo menos yo).Ya nadie nos podrá contar historias de sus viajes, me gustó la obra estuvo muy bien y las coreografías y canciones eran muy graciosas sobre todo la de la botella de rón, pero tengo una duda: ¿cómo conseguíais cambiar el decorado tan rápido? espero que el año que viene te vuelva a tocar en nuestro instituto.

    Me gusta

  7. Vaya, cuánta gente conocida por aquí: Eva, Simona, Vanesa… me temo que este blog ya no es un secreto para nadie y me alegro de que así sea: ya veis que yo también trabajo mi cuaderno de escritura (y que de vez en cuando me entra la pereza y lo dejo olvidado durante un cierto tiempo. Eso sí, siempre acabo retomándolo).
    En fin, muchas gracias por los comentarios y por el esfuerzo que hacéis en escribirlos bien (muchas gracias también a todos los demás, pero tenéis que entender que uno sienta más debilidad por las alumnas que le han aguantado durante todo el curso y encima dicen cosas tan bonitas cuando ya no les puedes subir la nota).
    Eva, como ya he dicho antes, yo sí que os voy a echar de menos: buaaaaaaaaaaaa.
    Simona, gracias por tus ánimos y por tu crítica constructiva: no te puedes ni imaginar la de veces que les insistí en que hablasen más alto, pero ya se ve que eso se lo reservan para las clases.
    Vanesa, el cambio de decorados era tan rápido porque ya estaban puestos unos detrás de otros y sólo había que cortar las cuerdas que los sujetaban para que se pudiesen ver los siguientes… Así de sencillo. Me temo que tendría que haberte contado alguna cosa un poco más espectacular, pero esto es lo que hay.

    Me gusta

  8. ¡Hola de nuevo! Profesor Eduardo, te quería decir que yo también tengo aquí un blog, y lo suelo usar como “cuaderno de escritura” (tenía uno desde hace bastante tiempo, pero se me olvidó la contraseña, y para colmo también el nombre de usuaria, así que tuve que hacer uno nuevo) además del que tengo en spaces.live.com
    Te echaremos muchísimo de menos, ojalá te vuelva a tocar en Valdeby…

    Me gusta

  9. Eduardo, yo también te voy a echar de menos, porque casi seguro que el profesor de lengua del año que viene enseña peor que tú y me suspende lengua. 😦

    Me gusta

  10. MUCHAS GRACIAS Eduardo por este blog que acabo de descubrir. Muy buena la descripción de lo ocurrido, fue así exactamente. Me alegro de que aunque ya no sea el alumno pelota y empollón que tuvise “aquel” año, siempre habra un trocito de tí en este rincón de la web.

    MUCHAS GRACIAS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s