Leyenda gitana

El otro día tenía guardia en el (j)Aula de Estudio, donde van a parar todos los alumnos que, por distintos motivos, no se encuentran en condiciones de seguir la clase. Al poco de empezar, llegaron dos gitanas, alegres y sonrientes, sin sombra de culpabilidad y me explicaron que las habían echado porque habían llegado a clase sin ni siquiera un bolígrafo (hay veces que los profesores queremos que nos lo den todo hecho).
Por supuesto no traían tarea para hacer, pero como estamos procurando entre todos que el Aula de Estudio sea un sitio más o menos serio y que cambie el concepto de Aula de Estudio entre los alumnos (por lo visto, el año pasado los alumnos la llamaban la Discoteca y el pase era el “papelito” que necesitas para que el profesor de guardia te deje pasar) les he mandado que me escribieran algo. Después de ponerme el árbol familiar, sus posibles suegros y el nombre de cada uno de los hijos que piensan tener, una de ellas me ha escrito una típica historia de ésas que puedes cambiar los nombres y aplicar a cualquiera, pero que yo no conocía.
Me parece que tras su evidente sencillez, la historia esconde mucho de leyenda gitana y, posiblemente, sin que ellos lo sepan, de pena negra. Aquí la reproduzco, modificando lo imprescindible la ortografía y la expresión para que se entienda:

“Una pareja sale a pasear. A Manuel le da caché hablar:
-Sonia, si no me quieres dímelo.
-He visto uno mejor que tú.
Manuel se va a casa:
-Mamá, si viene Sonia no le dejes pasar y si pasa no le dejes ver mi cara.
A los tres días Manuel cae enfermo y a los siete muere.
Todos sus amigos van de negro, menos David, que va de rojo. En el cementerio se escuchan tres tiros. Es la Sonia diciendo:
-Manuel, me voy contigo.”

Anuncios

2 comentarios en “Leyenda gitana

  1. Hola Edu! Mi comentario no tiene nada que ver con la entrada de la “Leyenda Gitana”, aunque también me ha gustado.

    Quería hablarte del blog, y de cómo me has hecho perder una hora en el trabajo leyéndolo, y de la frase “Y no, no era una bruja. Seguro. Era un hada con mala suerte.” se de alguien a quien le gustará aún más que a mi ésta página!

    Eso si, me parece muy mal que después de 2 años ofreciendote un blog, ¡¡hagas uno sin nosotros!! Un abrazo, y sigue escribiendo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s