Vidas difíciles

Decía ayer que La comedia humana, de William Saroyan, me ha impresionado por el optimismo y la humanidad que respira y la verdad es que creo que me va a ayudar a mirar con otros ojos a muchos alumnos que pululan por el instituto con el cartel colgado de “Peligro. No tocar. Altamente inflamable”.
El otro día estuve hablando de algunos de ellos a los que doy clase con la profesora de integración, que es la que se encarga de quienes tienen un desfase curricular importante (un desfase curricular importante es tener nivel de 1º ó 2º de Primaria estando en 2º de ESO). Hay historias estremecedoras, la mayoría marcadas por complicaciones familiares: “la madre de X está en la cárcel y X está viviendo en una familia de acogida, a Y no le quiere su madre y no sabe qué hacer con él, el padre de Z tiene SIDA…”
Y por eso uno se explica que XYZ sean alumnos difíciles. Ahora, cuando me cruzo con ellos por el instituto o cuando les doy clase, procuro sonreírles, preguntarles qué tal les va, animarles… y pienso qué habría sido de mí en su misma situación. Casi siempre, detrás de un alumno difícil lo que hay es una vida realmente difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s