Cuentos de vida

Creo que ya está bien de tanto victimismo. Voy a dejar de mirarme el ombligo pensando en la oposición que se me viene encima (el viernes, en un instituto llamado Utopía, ironías de la vida) y voy a poner aquí unos cuantos cuentos breves para desengrasar neuronas propias y ajenas. Además, esta vez tengo la autorización expresa para poder difundirlos…
Que los disfrutes:
CONVICCIÓN
La cuchara nace con un agujero redondo en el centro. Sabe que será manantial. (Francisco Garzón Céspedes)
UNA MUJER TAN LEVE
Era una mujer tan, pero tan leve, que, cuando se arrojó por la ventana para suicidarse, se quedó para siempre suspendida en el aire. (Armando Trejo Márquez)
AMOR
Adiós murió. (José Víctor Martínez Gil)
SABIDURÍA
–¿Qué se debe hacer cuando el ruiseñor se niegue a cantar?
–Retorcerle el cuello –contestó el primero.
–Obligarle cantar –dijo el segundo.
–Esperar a que cante –declaró el tercero, que era un sabio. (De la tradición oral japonesa)
EL NARRADOR
Había una vez un hombre a quien amaban porque contaba historias. Todas las mañanas salía de su aldea, y cuando volvía al atardecer, los trabajadores, cansados de haber trajinado todo el día, se agrupaban junto a él y le decían:
–¡Vamos! Cuéntanos qué has visto hoy.
Y él contaba.
–He visto en el bosque un fauno que tañía la flauta y hacía bailar una ronda de pequeños silfos.
–Cuéntanos más. ¿Qué has visto? –decían los hombres.
–Cuando llegué a la orilla del mar vi tres sirenas, al borde de las olas, que con un peine de oro peinaban sus cabellos verdes.
Y los hombres lo amaban porque les contaba historias. Una mañana dejó su aldea como todas las mañanas; pero cuando llegó a la orilla del mar, he aquí que vio tres sirenas, tres sirenas al borde de las olas, que peinaban con un peine de oro sus cabellos verdes. Y continuando su paseo, cuando llegó al bosque vio un fauno que tañía la flauta a una ronda de silfos.
Ese atardecer, cuando volvió a su aldea y le dijeron, como las otras noches:
–¡Vamos! Cuenta, ¿qué has visto?
Él contestó:
–No he visto nada. (Contado por Oscar Wilde a André Gide)

Anuncios

2 comentarios en “Cuentos de vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s